Liberaron a la tía de Sheila pero seguirá imputada en la causa

Leonela Ayala, la tía de Sheila, que estaba detenida por el crimen de su sobrina de diez años en San Miguel, recuperó la libertad luego de declarar ante el juez y complicar aún más a su pareja , Fabián González Rojas.

Para el fiscal que investiga el caso, Gustavo Carracedo, quedó comprobado que ella no estuvo en la escena del crimen el 14 de octubre pasado a la tarde, cuando la niña fue asesinada en el barrio Trujui. Por eso pidió que no siga detenida.

No obstante, el fiscal dispuso que la imputada siga ligada al proceso hasta que terminen todos los estudios complementarios sobre el material genético hallado en el cuerpo de la víctima. El requerimiento debe ser ahora respondido por el juez de Garantías de San Martín Nicolás Schiavo.

Lo más probable es que sea acusada por un delito menor al de “homicidio agravado por alevosía”, delito que le adjudican hasta ahora.

En su caso fue clave la declaración indagatoria que realizó el jueves pasado, cuando Leonela empezó a desvincularse del crimen y demostró que el domingo que desapareció Sheila no estuvo en su casa entre las 12 del mediodía y las 18. Incluso presentó los informes de la tarjeta SUBE que fundamentan su coartada.

Además, la mujer contó que ese domingo se fue a visitar a un familiar junto a sus hijos, después de haber mantenido una fuerte pelea con González Rojas.

En su declaración, la tía de Sheila se quebró en más de una oportunidad y recordó un episodio, a principios de este año, en el que su pareja habría intentado abusar de la hija de 9 años que tienen en común.

Con esta nueva declaración, la principal hipótesis apunta a que después de que Leonela se fue de su casa, González Rojas fue a buscar a Sheila, intentó violarla y la mató en uno de los departamentos del predio. En esa línea, lo que falta saber es si la tía ayudó a su pareja a ocultar el crimen.

La tía de Sheila y su pareja habían sido detenidos el 18 de octubre pasado, minutos después del hallazgo del cuerpo de la niña. En ese momento, fuentes policiales indicaron la existencia de una supuesta confesión de la tía de la víctima, quien habría indicado que “habría consumido drogas y alcohol con su pareja, y que cuando se despertaron hallaron a Sheila sin vida”. Pero debido a que esos dichos no fueron expuestos ante un funcionario judicial, carecen de validez probatoria y no pueden ser utilizados en el proceso.

“Si yo hubiera estado ese día en la casa, a Sheila no le hubiese pasado nada. Yo no encubrí nada. Estoy pagando por algo que no hice”, dijo Leonela.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -