Rodrigo Maizares disfruta su título de campeón Latino del CMB

Rodrigo Ramón Maizares el pasado sábado se consagró campeón Latino Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), luego de derrotar en Club Social y Deportivo Los Unitarios, en Marcos Paz, provincia de Buenos Aires al dominicano Henrri David Polanco. Ayer, luego de regresar a Comodoro estuvo en dialogo con Crónica contando su experiencia junto a sus técnicos, Juan y Eduardo Alvarado, y el promotor del Club de Boxeo Comodoro, Martín Décima.

“La viví difícil complicada, sabíamos con el rival que nos íbamos a encontrar, las artimañas que tenía, que era sucio, de muchas mañas, de pegar cabezazos, golpes bajos. Me agarró a cabezazos en lugar de pegarme con las manos. Pero sabíamos como era, trabajamos para eso. Y me pegó un golpe bajo muy feo, tenía que ganarle sobre la desesperación. Entrené dos meses a full, a doble turno, trabajando la parte física, me hicieron sacar mucho aire, el trabajo de manopleo que Eduardo (Alvarado) en la tarde, sumado a la parte técnica, para mí fue muy duro”, dice el flamante campeón Rodrigo Maizares (7-3-0).

Juan Alvarado, se mostró complacido con este resultado y sobre todo con el trabajo realizado ya Maizares aplicó todo al pie de la letra. “La previa venía hace rato, se calculaba Polanco peleando en Comodoro con Maizares. Comenzó trabajando la parte física, muy importante, está fuerte con marcación, y en la noche hacíamos la parte técnica, entre manopla y guanteo unos 14 a 15 rounds. Siempre a Rodrigo le tuve fe con le izquierda, donde la metas tiene que doler le decía, trabajamos sobre eso. Se logró el objetivo, estábamos de punto allá pero siempre nos sentimos ganadores. Teníamos una tranquilidad y una paz, fijate que ayudé en dos peleas anteriores en los rincones, por ser técnico nacional”.

“Por primera vez hice lo que me decía el rincón”

En la previa lo habían estudiado a Polanco, Maizares fue prolijo con el plan de pelea, desarrolló todo lo que se había planificado en el Club de Boxeo Comodoro. Sin salir a tirar a lo loco, peleando round por round y sumando.

“En ningún momento sentí las manos de Polanco, pero tampoco quería arriesgar. Yo escuchaba que me hablaban del rincón, sumamos a Facundo Chanta también, eran tres, un gran rincón, me sentí cómodo. Pero me gritaban, me decían lo que tenía que hacer y lo hacía, sino me prendía porque me gusta, más si veo sangre. Se comía mucho la izquierda, lo veía sentido, le caminaba al revés y la izquierda entraba. Pero en rincón en todo momento me hizo balancear la pelea para llegar bien de aire. Tal vez si iba al palo por palo no llegaba, me hicieron pensar, y como nunca hice todo lo que me decían. Para mí fue una experiencia nueva tanto en lo físico como en el estilo de pelea que no es el mío y estoy aprendiendo”, dice “El Coya” Maizares.

Eduardo Alvarado siempre le tuvo muchísima confianza. “Estábamos tranquilos, lo veía bien, muy tranquilos antes de salir a la pelea. Mucha fe le tengo a Maizares. Yo sabía que le íbamos a ganar a Polanco”.

Polanco (13-4-1, 6 KOs), radicado en la ciudad de Buenos Aires, ex campeón sudamericano superwelter y latino superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Nº 5 del ranking argentino superwelter, el 31 de marzo venía de ganarle a Héctor Saldivia por nocaut técnico en el noveno asalto en Chivilcoy, Buenos Aires. “Yo sabía que donde lo enganchaba lo tiraba, estaba muy fuerte, pero no pude presionar, le hice caso al rincón. En el primer round le pegué y le quebré la nariz, comenzó a sangrar. Y cuando voy a presionar, el rincón me dice: “…esperá, esperá!. Claro, el apostaba a la mano, el rincón me manda a caminar y se desesperaba, no sabía que le pasaba. Un invitado, un principiante le estaba ganando, si veía que en el quinto round estaba perdiendo saldría a tirar lo mío, buscaría voltearlo”, dice Maizares.

“El Coya trabaja todos los días no vive del boxeo”

El Coya trabaja todo el día, luego se dedica a entrenar a full. Primero la pelea esperaba hacerse en Comodoro por el título, pero los costos eran muy elevados. “Queríamos hacerla en el Socios, pero no daban los números para hacerlo y fuimos a pelearlo de visitante. Estoy contento con el trabajo del equipo, me tenía preocupado las tarjetas. Yo, quería que saliera a fajarse, pero ahí está la inteligencia del rincón, del equipo. Ellos son los que saben y se llevó la pelea. Fueron muy inteligentes, yo feliz con el logro para el Club de Boxeo Comodoro. La vida no le dio la oportunidad, pero soy un convencido que Maizares puede mezclarse con los grandes del boxeo. Trabaja muchas horas, este es un paso enorme, y cuando el tenga la oportunidad no se caerá en los primeros rounds, estoy seguro”, dice Martín Décima.

Un cabezazo le cortó el cuero cabelludo a Maizares, también terminó con un corte en la ceja izquierda de otro golpe con la cabeza que le dio Polanco. Juan Alvarado logró cauterizar las heridas, pero el equipo aplicó técnicas del “Morito” Juan Fernández.

“Nuestros agradecimientos como equipo para el Club de Boxeo Comodoro, Othar Macharashvili, Facundo Chanta, a 7 de Octubre, Robinson Zamora, el “Tigre” Saldivia, José Vargas, Sergio “El Negro” Alvarado, mi señora que hace de nutricionista, mi nena que hace de coach y me va a ver guantear, y me dice los errores que cometo (sonrisas). A Mario Oyola y Leo Scaton de Crosffit Dauk, el “Tano” Di Pierro, Amin Contreras, al intendente Carlos Linares, Leoncio Gatti, el Sindicato Petroleros, Loma Avila, Hugo Cabral de Petrosar, Diario Crónica, siempre atentos a mi carrera. A la gente, me siento muy querido en esta ciudad, muy agradecido de todos”, dijo por último el Campeón Latino Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -