“Oriundo”: Un vino chubutense que obtuvo dos medallas de oro

La elaboración de vinos de la zona cordillerana demostró excelente calidad y alcanzó el máximo puesto. En esta ocasión se trata del vino llamado “Oriundo” Merlot 2017, el cual en los últimos días recibió dos importantes reconocimientos.


El primero fue durante fue durante la edición 2018 del concurso llamado VinoSub 30 celebrada en la ciudad de Buenos Aires, premio que fue entregado el pasado 16 de octubre. El vino premiado pertenece a un viñedo de la familia Ayestarán, cuya producción se encuentra en el faldeo del Currumahuida, en la localidad de El Hoyo, Chubut.

La segunda medalla de oro la ganaron tras ser invitados a participar de la XXX Edición de la Cata de Vinos 2018 del Consejo Profesional de Etnólogos de San Juan que se realizó el pasado 27 de octubre.

Su productor es Oscar Ayestarán, un reconocido abogado de Comodoro Rivadavia, cuyas raíces en la Patagonia provienen de una familia pionera con más de 100 años en la región. Se refirió a los premios recibidos y expresó su orgullo y satisfacción.

En diálogo con Crónica cuenta que hace unos tres años atrás buscaban con su señora un lugar donde disponer de un espacio verde en la zona cordillerana cuando descubren que estaba a la venta un lugar que disponía de un viñedo en estado casi de abandono. Enamorados por la naturaleza que rodeaba el lugar termina siendo el elegido y deciden también comenzar a interiorizarse sobre la producción de viñedos.

Lo define como un vino muy “redondo”, que responde a los requerimientos de aroma, sabor, final de boca y que una de las características que más llama la atención y lo destaca por sobre el resto, es que no ha tenido paso por madera. Comenta que la tendencia actual es tratar de que el sabor de la uva en el vino sea lo más genuino posible.

Destacó a su enólogo, el ingeniero Darío González Maldonado a quien define como uno de los grandes conocedores y promotores de los viñedos de Chubut.

Acerca del concurso internacional “VinoSub30”

“Los jóvenes nos eligieron y nos premiaron” dijo Ayestarán, haciendo mención además que es un segmento al que todas las bodegas están dirigiendo sus esfuerzos.

VinoSub30 es un concurso internacional destinado a descubrir el paladar de los jóvenes en cada país. A fin de tener una perspectiva federal con respecto a las evaluaciones. El concurso es itinerante y convoca a jóvenes de todas las regiones del país. Desde 2004, VinoSub30 decidió afirmar su carácter federal presentándose en las regiones productoras y en los más importantes centros de consumo del país. Luego de una primera experiencia exitosa en Buenos Aires, visitó Cafayate (Salta), Rosario (Santa Fe), Mendoza, Mar del Plata y Chañarmuyo en La Rioja.

Los miembros del jurado son jóvenes consumidores de vinos de entre 18 y 30 años de edad. Ellos son sommeliers, enólogos, periodistas y escritores del vino, compradores y blogueros, vendedores, chefs y todo joven a quien le interese el vino, siempre que tenga entre 18 y 30 años de edad y no trabaje en alguna bodega.

El concurso tiene lugar todos los años y las catas duran tres jornadas (se catan los vinos participantes durante las mañanas de tres días). Las catas se realizan a ciegas, es decir, los jueces no ven las botellas. A cada vino se le otorga una identificación única que es lo que los jueces conocerán de las muestras.

Con esta modalidad, Vinosub30 sigue recorriendo Argentina, Uruguay, España y Chile y premiando a los mejores vinos de la región.

Chubut camino a ser reconocida también por sus cepas

“Tenemos que empezar a tomar conciencia de que en la provincia se está haciendo vino desde hace muchos años y muchos de ellos de excelente calidad. Me atrevo a decir que en la provincia se hacen los mejores espumantes del país” dijo Ayestarán y agregó que en Chubut quizás nunca se logre producir vinos en grandes cantidades pero sí de destacada calidad.

Recordó que hace más de 15 años que en Chubut se producen vinos que han ido ganando espacio en los más selectos paladares del país, destacando el trabajo de Sergio Rodríguez y su hijo con “Viñas de Nantt y Fall”, a Marcelo Yagüe con un destacado “Casa Yagüe”, Rance Rathie con dos excelentes varietales “Contra corriente”, todos de Trevelin, Camilo De Bernardi, Pedro Adamow de Lago Puelo, los hermanos Giacomino con “Rincón de los Leones” en Paso del Sapo, Vicente Federico con “Custo Prique” en El Hoyo, Barragán en Gaimán, y la familia Bugleroni en Sarmiento, todos productores con excelentes marcas.
También sugiere que en los menús debería comenzar a ofrecerse vinos locales como ocurre en todas las provincias productoras.

Otra característica que resalta es que los viñedos de Chubut pueden prescindir de agrotóxicos que se necesitan en otras zonas del país, gracias al clima como las heladas en invierno y los veranos calurosos y secos. “Las heladas solo perjudican cuando la planta está brotando pero mientras ello no ocurra no causa problemas” explicaba y volvía a mencionar el gran potencial que tiene la región.

En Comodoro Rivadavia el vino “Oriundo” Merlot 2017 se puede conseguir en las vinotecas Quebracho, Musters y en el Aeropuerto de Comodoro.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -