Investigan si los huesos encontrados en el Vaticano son de una chica desaparecida

Emanuela Orlandi

La fiscalía de Roma investiga si los restos, hallados en dependencias de la Santa Sede, pertenecen a la niña desaparecida hace 35 años y cuyo secuestro salpicó a la Mafia y los servicios secretos.

La fiscalía de Roma, dirigida por el experto en Mafia Giuseppe Pignatone, anunció que se investiga si son restos de Emanuela Orlandi, la hija de un funcionario de la Santa Sede que desapareció hace 35 años y cuyo secuestro salpicó al Vaticano, la mafia, los servicios secretos y la Logia P2.

Los huesos fueron descubiertos por trabajadores que realizaban labores de remodelación de la sede de la embajada de la Santa Sede en Italia.  “Durante los trabajos de restauración en un anexo de la nunciatura apostólica se encontraron fragmentos de huesos humanos”, confirmó  el portavoz de la Santa Sede, Greg Burke.

La familia de la niña pidió explicaciones al Vaticano. “Esperamos noticias precisas”, comentó Pietro Orlandi, hermano de Emanuela. El caso Orlandi es la estrella polar de la galaxia de crímenes sin resolver en Italia. Salpicó en su momento a la mayoría de grandes poderes del país.

La niña desapareció el 22 de junio de 1983 como a las 19:00, cuando salía de su clase de flauta, en un edificio pegado a la basílica de San Apolinar, junto a la romana plaza Navona. Tenía 15 años, era hija de un funcionario del Vaticano que trabajaba con el Papa y siempre se pensó que su secuestro era para presionar a la Santa Sede por los secretos que amasaba el padre.

Te puede interesar
Tras allanamientos en el Bº Isidro Quiroga secuestraron un auto que usaban par robar

La policía investiga ahora la edad y el sexo de los huesos. Pero las primeras investigaciones apuntan a que serían dos cadáveres distintos de mujeres. Luego se cruzarán con su ADN y con el de Mirella Gregori, otra chica de 15 años que desapareció aquel año sin dejar rastro y cuya historia se cruza en algunos puntos. Pero de Orlandi habló hasta Ali Agca, el turco que intentó asesinar a Juan Pablo II en 1981, quien aseguró tenía información del paradero -sostuvo públicamente que fue secuestrada para lograr su excarcelación como moneda de cambio-, pero nunca fue hallada.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -