Mil formas de ser mamá

Madre no se nace, madre se hace y hay tantas formas de ser madre como madres en el mundo. Hoy, nos introducimos al universo de la maternidad a través de mujeres apasionadas, profesionales e inspiradas. Mujeres que demuestran que ya no hay que elegir entre tener hijos o tener una carrera, que la familia es trabajo en equipo y, sobre todo, te cuentan lo que nadie cuenta sobre ser mamá.

Evangelina gestiona el talento de la sede local de una de las empresas más grandes del país, Patricia crea obras visuales y genera movimientos para desarrollar el arte regional, Ana Clara divide su agenda entre su destacado trabajo de abogada y su carrera en la política, Franca desarrolla la cultura redatillense mientras hace arte y enseña, Lucre comparte su experiencia y talento como ex Leona entrenando futuras deportistas. Todas, mamás. Con ustedes, ellas.

Evangelina Capllonch

María Evangelina Capllonch es Licenciada en Psicología y Profesional de Recursos Humanos con gran trayectoria en Gestión de Talento. Trabajó en consultoras de RRHH, en YPF y en la actualidad se desarrolla en Pan American Energy como Responsable de Empleos y Capacitación en Golfo San Jorge además de actividades de Branding, gestión de capacitación interna y externa para el personal de la multinacional. Además Eva, es mamá de Santiago (9 años).

Pasión por la Psicología & la Búsqueda de talentos: Desde que empecé a estudiar la carrera, me encantó. Es una profesión muy linda que me dio, además, muchas posibilidades. Me desempeñé en distintos ámbitos de trabajo, y en los últimos años en área de Gestión del Talento. En el sector de empleos, específicamente, el desafío es amalgamar la necesidad de la empresa de cubrir una posición con el talento que cada postulante trae, orientándonos a que cada persona que ingresa pueda desarrollar su máximo potencial en el ámbito profesional. Me gusta gestionar este proceso, es muy interesante.

Inspiración & Maternidad: Inspira el amor incondicional que sentís por un hijo. Me encanta ver crecer a Santiago,  aprendo de él todos los días, cada etapa es única y no quiero perderme nada. Me desafía permanentemente, me hace reflexionar y ponerme en lugares diferentes como persona. Crecemos juntos.

Lo que nadie te cuenta de ser mamá: ¡La maternidad tiene momentos difíciles también! Cada etapa representa un nuevo desafío por sobrellevar adelante. No siempre tenemos todas las respuestas, vamos a cometer muchos errores, vamos a sentir culpa más de una vez, es un aprendizaje diario. Es fundamental contar con un buen compañero de vida que te acompañe, la familia es trabajo en equipo también.

Realización: Disfrutar de mi rol como madre y  profesional, no siento que ninguno compita con el otro, al contrario se equilibran. Disfruto mucho ser madre y me encanta mi profesión. Esto también se lo enseño a mi hijo, que se puede trabajar de lo que te gusta y realizarte como persona. Cuando te sentís satisfecho, feliz con vos mismo y con lo que haces, recién ahí vas a poder salir al encuentro con el otro de un modo más pleno, y la maternidad no es la excepción en esto.

Franca Pacetti

Estudió pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y continuó en el Instituto Universitario Nacional de Arte. Realizó elogiadas muestras  en Argentina y en España. En la actualidad, compone el equipo de Cultura de la Municipalidad de Rada Tilly, enseña en la Escuela de Arte de Comodoro y dirige su propio taller. Además, Franca es mamá de Guillermina (5 años) y Gastón (8 meses).

Pasión por el Arte: En parte creo que es algo que uno trae, algo innato. No sé si se puede explicar pero está dentro de uno, esas ganas de pintar o de explorar la parte creativa. Es importante porque en mi caso, esta pasión fue acompañada por el apoyo de mis viejos. Siempre me dieron la libertad de hacer, de elegir, respetar mis ganas de pintar y de expresarme mediante la pintura y el dibujo. Siempre apoyaron la carrera que elegí.

Inspiración & Maternidad: Me inspira tratar de ser mejor mamá, de ser mejor persona día a día, de aprender de los errores que uno va cometiendo porque evidentemente cometemos errores. Ir mirando para atrás y corregir eso que no te gusta para no volverlo a repetir. Aprender de mis errores para tratar de formar buenas personas, con su carácter, su vocación y su manera de ser. Me alienta eso, verlos crecer, convertirse de bebés a niños felices y de niños felices a adolescentes felices y así hasta que sean futuros adultos felices.

Lo que nadie te cuenta: Creo que a todas nos dicen lo mismo, que te cambia la vida, que nunca vas a amar a nadie como amás a tus hijos, que no vas a poder dormir pero a mí nunca nadie me dijo que iba tener que ser la mejor versión de mí. Uno les enseña con el ejemplo, uno se pone todo el tiempo a prueba. Ese desafío que es hermoso y difícil a la vez. También que, una vez que sos mamá, no hay vuelta atrás.

Realización: Creo que es una respuesta trillada pero verlos crecer, escucharlos reír, me encanta verlos jugar. ¿Un consejo? Yo porque tengo tiempo, pero dedicarle un momento exclusivo para ellos, ponernos a jugar y estar 100% involucrados. Sobre todo cuando son chiquitos, yo tengo una nena de 5 y uno de 8 meses. Me parece que está bueno soltar un poco el celular, la tablet, la tele y dedicarles a ellos un rato en serio. Por el otro lado, así como le dedicamos un rato a los chicos también tomarse el tiempo para una y no sentirse culpable por eso. Hacer algo que nos gusta y disfrutar está bien.

Ana Clara Romero

Abogada dedicada al Derecho de Familia, Socia en el Estudio Jurídico Merlo-Romero. Secretaria General del Pro Escalante y con intenciones de ser precandidata a la Intendencia de Comodoro Rivadavia. Además, Ana Clara es mamá de Salvador (8 años), Belisario (4 años) y Nicanor (1 año).

Pasión por la política: En general soy apasionada de las cosas que hago. Si no tengo un enganche profundo me cuesta. Puntualmente con la política me apasiona el planear, el pensar, el trabajar para modificar las cosas. No solo me apasiona pensar en una ciudad mejor sino todo lo que implica hablar con la gente, entender, conocer más, generar equipo. Son todas cosas que me apasionan, que me llaman, que me comprometen y que me enganchan cada vez más.

Maternidad & Inspiración: La maternidad es un poco el motor para hacer todas estas cosas. Si uno piensa en modificar y mejorar el lugar a donde vive con una visión realista tenés que pensar a mediano y largo plazo. El ser madre también es pensar la familia, pensar el futuro a largo plazo, entonces cuando vos te pones a pensar qué va a ser de la vida de ellos, en qué mundo van a vivir, cómo van a trabajar, cuál va a ser su entorno, no podés no pensar en el lugar. Uno pretende que ellos vivan en un mundo mejor, suena a frase hecha pero es cierto. Si uno no se compromete y participa, desde el individualismo no se mejora, no se genera comunidad.

Lo que nadie te cuenta: Requiere mucha energía, que además de una apuesta a largo plazo, es bastante activa porque uno hace todo lo que cree que es lo mejor y no siempre tenés la seguridad de qué es lo que va a quedar. En este mundo complejo, siempre fui una mamá que trabajó mucho. Siempre trabajé en la faz privada así que no tuve ni Licencia de Maternidad ni nada, quizás iba de a poco pero nunca me pude desenganchar porque no podía salir del mercado. Con todos esos elementos pero a su vez uno quiere que ellos vean una mamá que trabaja, que se compromete. Los chicos aprenden mirando. Ese balance entre lo que uno quiere transmitir, lo que uno hace y lo que uno quiere hacer, es difícil. No tenés garantía. Quizás creés que lo estás manejando bien y a la vuelta de la vida te das cuenta de que no o podes estar con un montón de culpas, pensando que haces todo mal y después los ves y te sorprenden. Eso nadie te dice, pero tampoco nadie te lo dice porque nadie tiene la fórmula.

Te puede interesar
El Sindicato de Obreros y Empleados del Correo celebró el día de la madre

Realización: Mis hijos son mi primer realización. Es un término muy económico pero son mi gran capital. Queda feo decirlo así -risas- pero son lo que uno más quiere. Son la fuente de energía, de alegría. Además soy muy consciente de que también esa realización tiene que ver con lo que pueda lograr en otros aspectos: realizarme como mujer, como profesional. Me parece que es importante para que ellos también vean eso, que nuestra realización no nos pasa por ellos, eso también es una mochila. Que el día de mañana puedan hacer lo que les guste, lo que los haga sentir orgullosos, ser apasionados. Si ven una mamá apasionada y feliz, se van a dar cuenta de que es importante encarar con compromiso y convicción. Tengo 3 hijos varones y es importante empezar a modificar nuestra cultura, que vean que tanto mamá como papá se ocupan de cuidarlos, de bañarlos, de llevarlos a un cumpleaños. Como mujer me parece muy importante que empecemos a transmitir eso, igualdad de condiciones. Muchas veces las mujeres padecemos esa desigualdad y eso nos dificulta muchísimo más la realización personal. Las mujeres que hacemos muchas cosas lo podemos hacer porque tenemos la red. Mi marido, mis papás, mis suegros, mis hermanos, las mamás del colegio, Susana que cuida a mis hijos, mis socias en el estudio que me cubren siempre, los amigos.

Lucrecia Rebello

El nombre Lucrecia Rebello resuena a nivel nacional. Leona patagónica, integró la Selección Argentina de Hockey de pista. Desde Comodoro viajaba una vez por mes, un día completo en colectivo, para reunirse con el equipo. Mientras tanto, entrenaba con el viento y el frío. Con esa garra, llegó al mundial y se transformó en ejemplo para deportistas de todas las disciplinas de La Patagonia. Además, Lucre es mamá de Juana (3 años)

Pasión por el Deporte: Nació porque mis padres hacían deporte en un club a dos cuadras de casa. Antes se hacía vida de club. Por más que no estábamos todo el día practicando hockey, tenis o golf, disfrutábamos los juegos entre amigos, al aire libre o en un salón. Nos pasábamos los fines de semana en el club jugando a lo que sea. Jugué mucho tenis, hasta los 9 años, luego empecé hockey y lo juego hasta el día de hoy. No era una obligación. Mis padres nos inculcaron la vida deportiva, cualquiera fuera el deporte, en el club cerca de casa, u otro deporte en otro club.

Maternidad & Inspiración: Ser mamá es un placer inmenso. Me gusta el desafío de orientar, guiar, educar. No sólo a mi hija, sino también a mis alumnas del club donde doy clases de hockey. Antes de enseñar el deporte hay que enseñar educación, respeto, códigos de vida y convivencia.

Lo que nadie te dice: La maternidad te cambia el cuerpo, la energía, la visión hacia ciertas cosas. Tu vida es un antes y un después. Las responsabilidades, los tiempos son otros. Antes de uno, están nuestros hijos. Al ser madre, las prioridades personales cambian.

Realización: Creo que llegué a uno de los lugares más altos en los que se puede llegar en cuanto al deporte. Haber quedado en una lista y participar de un mundial, es una realización en mi vida. El ser madre también es una realización, por ambas cosas luché hasta que lo logré. Luchar por nuestros deseos, por nuestros valores, no bajar los brazos hasta conseguirlo.

Patricia Pinto

Patricia Pinto es artista visual. Estudió en la Escuela de Arte de Comodoro y se perfeccionó en Buenos Aires. Aprendió de Dolores Ocampo, Doris Hughes, Marina Freile, entre muchos otros. Prolífica y siempre en movimiento, va donde el arte la lleve y crea lo que el arte le dicta. Explora, viaja, vuelve, se inspira y hace. Además, Patricia es mamá de Bruno (29 años) y Martina (16 años).

Pasión por el Arte: Mi pasión por el arte nació buscando respuestas a ciertas preguntas vinculadas a los ciclos vitales femeninos ¿Qué significa ser madre? ¿Qué implica ser hija, nieta o abuela? ¿Lo doméstico se contrapone con el trabajo profesional o viceversa? Muchas de esas preguntas fueron el puntapié de mi obrar como artista en los últimos años. Hasta el siglo XX, hubo muchos prejuicios respecto de la posibilidad de ser artista y a su vez, ser madre. Artistas de la talla de Louis Bourgeois, Tatsumi Orimoto, Aleydis Rispa, Carola Reyna y Candelaria Aguada -con su proyecto: Domésticos- problematizan esta cuestión. Hoy, en tiempos de la poscontemporaneidad en el arte; hay lugar para conjugar arte y maternidad.  Las personas atravesamos ciclos vitales y con ellos vamos asumiendo distintos roles, que pueden ser muchos y diversos al mismo tiempo.Ser la mamá de, la tía de, la hermana de, la esposa de, nos pone a jugar roles que implican muchos aprendizajes: encontrar la distancia óptima, desapegarse, dejar partir; aceptar los cambios, romper estructuras; adaptarse a las nuevas formas y códigos de la comunicación ¡Aprendo tanto de mis hijos en ese sentido! Las preguntas que me voy planteando son fuente de inspiración constante para mi obrar en el arte. Cada uno es un ser humano completo en sí mismo y se reinventa y fortalece en la relación con el otro. Criar es retroalimentarse.

Maternidad & Inspiración: Creo que la relación con cada hijo es única e irrepetible. Porque son vínculos con personas con carácter, con temperamentos diferentes. Incluso por cuestiones de género. No es lo mismo criar una niña que criar un varón, en ambos casos se ponen en juego modelos identificatorios diferentes. Mis hijos pertenecen a distintas generaciones, se criaron en contextos familiares, sociales y económicos diferentes. Bruno nació a finales de los 80 y Martina en el 2002.

Lo que nadie te cuenta: Lo que nadie te cuenta, porque nadie puede saberlo, es por dónde irán esos caminos. La dosis de responsabilidad y a su vez de libertad que estarán comprometidos en ese nuevo rol de una vez y para siempre.

Realización: Me hace sentir realizada alcanzar las metas que me propongo, en el arte y también en la vida en general. Me pone muy feliz ver crecer a mis hijos; saberlos felices de cumplir sus sueños. Una sugerencia sería: Disfrutar de la maternidad y animarse al desafío de ejercitar la escucha, de los hijos y la propia, la interior.

Madre no se nace, madre se hace y hay tantas formas de ser madre como madres en el mundo. Ser mamá es crear futuro y, con mujeres tan apasionadas, inspiradas y fuertes, el futuro se ve muy bien.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -