La estreptofobia

¿Cuándo se normaliza esto?  La pregunta surge porque la aparición de casos fatales causados por el Estreptococo Beta Hemolítico (Streptococus pyogenes) ha desatado una ola de pánico y paranoia que podría justificarse en una primera instancia, ante la asociación entre muerte e identificación de un microbio causante, pero ya ha quedado suficientemente aclarado que no hay razones para que cada chico que tenga una angina por estreptococo desencadene tanta alarma.   

Así lo fundamentaron  las palabras de especialistas y  comunicados de la Sociedad Argentina de Pediatría, Sociedad de Infectología o del Ministerio de Salud.

Los casos con estreptococos

La secuencia de  personas que se murieron (sobre todo chicos) en forma casi fulminante y que la causa haya sido el Estreptococo, crea una asociación de ideas que desemboca en la pregunta casi lógica. ¿Y si me pasa a mí o a mi hijo?. La duda  provocó un vuelco masivo a consultorios y guardias pediátricas.

Como si esto fuera poco cada nuevo caso detectado de Estreptococo pasa a ser una noticia. Las escuelas y jardines de infantes son caja de resonancia y las redes sociales y medios de comunicación completan la tarea.

“¿ Y si le hacemos un hisopado ? “ pasó a formar parte del diálogo en cada consultorio pediátrico. La cantidad de casos con hisopados positivos y con un promedio mayor a lo habitual es un hecho habitual cada año porque el Estreptococo también tiene su período epidémico. Y esos casos positivos, asociados la gran mayoría de las veces a una simple angina, solo requieren el tratamiento antibiótico correspondiente. Unas 24 horas posterior al inicio del tratamiento el chico ya no contagia y puede retornar a su jardín o escuela.

El gran porcentaje de las anginas son virales y recién entre los 5 y 15 años el Estreptococo pyogenes  pasa a ser, entre un 15 a 30 %, responsable de una angina. En menores de 3 años pasa a ser una rareza y en menores de 18 meses la posibilidad es nula en cuanto a ser portador de un Estreptococo.

El otro terreno para el desarrollo del Estreptococo es la piel pero es un capítulo aparte. Solamente tener en cuenta que puede estar  presente en infecciones que, cuando son leves, bastaría un tratamiento local.

Seguir contando el número de casos con estreptococos positivos podrá ser ilustrativo pero hay que saber que angina con estreptococos ha habido siempre , seguirán estando presentes y que, las formas complicadas o graves, también han existido históricamente. Basta recordar que anteriormente el “cuco” era el compromiso renal  (Glomerulonefritis) o la Fiebre Reumática como complicación de Infecciones por Estreptococos (Anginas o lesiones de piel). La Fiebre Reumática, por ejemplo, cursaba a veces con complicaciones cardíacas y un chico podía terminar con Insuficiencia Cardíaca, Reemplazo de válvulas del corazón, etc. Es raro ahora encontrarse con ese tipo de casos (en parte por el manejo de antibióticos, adecuado o indiscriminado.) pero una simple angina requiere siempre un hisopado para definir si es viral (que son la mayoría) o por Estreptococo y decidir el correcto tratamiento.

¿Actuaremos siempre así?

Es valorable que una comunidad dispare alarmas cuando percibe una amenaza a su salud. Pero sería deseable que nuestros mecanismos de defensa actúen también ante muchos de los riesgos que los chicos corren cada día.

En nuestra zona se registraron más de 30 casos de Tos Convulsa y no se desató una ola de miedo, teniendo en cuenta que es una enfermedad que puede ser muy grave para lactantes pequeños. La cobertura de vacuna contra la Tos convulsa  (“vacuna Triple” en chicos o embarazadas) no llega a ser lo ideal y esa instancia colabora seguramente para que la enfermedad siga presentándose.

Lo mismo podríamos decir de lo que ocurre en las estadísticas nacionales respecto a heridos o muertes de chicos por accidentes de tránsito (viajan adelante, en motos y sin casco, uso de cuatriciclos, etc.) o por quemaduras. Y esto tampoco genera pánico…

La  Gripe A todos los años nos visita. No debe generar paranoia pero sí proteger a los más vulnerables. Cuando ocurrió el brote epidémico también se generó terror pero todavía hay  padres que dudan sobre el valor de aplicar  la Vacuna Antigripal a sus hijos.

En resumen: la mayoría de las enfermedades respiratorias son virales, tener en cuenta las ínfimas posibilidades de hallar los estreptococos en chicos menores de 3 años, no exponer a un chico a guardias o consultorios atestados, guiarse por el sentido común y en un resfrío recurrir primero a un manejo “casero”: ver cómo responde al tratamiento de la fiebre, valorar ánimo, apetito, juego, sueño.

Los Estreptococos están desde hace millones de años. Nos seguirán acompañando. Respeto pero no Miedo.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -