Evo Morales inaugura monumental “Casa Grande del Pueblo” en La Paz

Según el presidente boliviano, en el Palacio Quemado, antigua sede del Ejecutivo, “todo era europeo. Por eso será museo”.

El presidente Evo Morales, acompañado de sus ministros y representantes de los movimientos sociales, inauguró ayer (09.08.2018) con rituales andinos el tercer Palacio de Gobierno que Bolivia tuvo en 193 años de independencia, la “Casa Grande del Pueblo”, un monumental edificio en La Paz.

“Es un día histórico para el pueblo boliviano y una alegría compartir con todos los sectores sociales. Acabamos con el Estado inquilino que también era limosnero”, dijo Morales en alusión a 20 millones de dólares que paga anualmente el Estado por el alquiler de edificios para el funcionamiento de varios ministerios.

Una caminata de los seguidores del presidente Morales por las calles de la ciudad precedió al ritual andino que se celebró en el principal acceso a la “Casa Grande del Pueblo”, construida en la parte trasera de la Plaza Murillo. La nueva edificación, emplazada en el área histórica de la ciudad y donde existen decenas de edificios que fueron construidos durante la colonia española, daña la estética de la ciudad, según aseveraron especialistas.

Previamente el mandatario se reunió por última vez con sus ministros en el hall del viejo Palacio Quemado, a donde llegaron sacerdotes aymaras, diplomáticos, el cardenal Toribio Ticona, representantes de sindicatos y organizaciones campesinas e indígenas. Luego la comitiva se trasladó a pie unos 100 metros hasta el nuevo Palacio de Gobierno que está sobre la calle Potosí, detrás del antiguo Palacio Quemado, anterior sede del Gobierno, y de la principal plaza de La Paz, donde están la catedral y el edificio del Congreso Nacional.

La cábala del traje

Morales, junto a su vicepresidente Álvaro García Linera y sus ministros, participó en el ritual andino para buenos augurios en la nueva edificación. El mandatario lució el mismo traje con el que juró el 22 de enero de 2006 para convertirse en el primer presidente indígena del país y el segundo en Latinoamérica después de Benito Juárez en México.

“En cada adobe y ladrillo hay sangre en el viejo Palacio Quemado donde fueron asesinados tres presidentes (Manuel Isidoro Belzu en 1855, Agustín Morales en 1872 y Gualberto Villarroel en 1946)”, recordó el mandatario. Morales justificó la construcción de la “Casa Grande del Pueblo” porque en el Palacio Quemado no había símbolos andino-amazónicos ni retratos de líderes indígenas como Tupac Katari. “Todo era europeo. Por eso será museo”, agregó.

También anunció la construcción de otros edificios en el centro de La Paz para el funcionamiento de otros ministerios. La construcción comenzó en abril de 2015 y demoró 874 días. La obra costó 240 millones de bolivianos (34.4 millones de dólares), informó la ministra de Comunicación, Gisela López.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -