El uso de celulares o teléfonos inteligentes ha crecido en forma exponencial en la Argentina, creando una nueva vía de comunicación en nuestra sociedad que en vez de generar un acercamiento, forma de interactuar, informarnos u ocupar nuestro momento de ocio, lo que algunos denominan a una generación de jóvenes en la era de la hiperconectividad y otros la llaman autistas tecnológicos, ha dado lugar a un nuevo hábito postural donde desde el punto de vista biomecánico lo que realizamos es una flexión de nuestra columna cervical para direccionar nuestra vista hacia el Smartphone.

Los teléfonos inteligentes aparecieron en nuestro país en 1989 con los famosos ladrillos de Motorola, hace casi 20 años, cuando nos parecía algo de otro paneta, ya que poseer un teléfono fijo era toda una proeza, juntábamos monedas para comunicarnos desde los teléfonos públicos y donde encontrábamos uno pinchado en el cual poniendo una moneda nos comunicábamos por un tiempo indeterminado aquellos que tenían sus familias lejos formábamos filas para hacer uso de ellos, pero todo fue cambiando a un ritmo vertiginoso a tal punto que un informe de 2015 el 86% de los argentinos se comunica con teléfonos celulares ya que con una población de 41.450.000 existen 62.542.000 de líneas habilitadas, esto indica un celular y medio por habitante.

Una encuesta revela que el número de veces que se consulta el celular indicaría que el 11% lo realiza 200 veces al día y un 9% 100 veces al día donde un alto porcentaje indica su dependencia del celular, y donde un 95% lo revisa en las primeras horas de la mañana y un 90% lo controla antes de irse a dormir.

Con el creciente uso de los celulares también se incrementaron las alteraciones músculo esqueléticas reportándose dolencias en el dedo pulgar, hombro y columna cervical predominantemente, ya que si observamos a una persona usando su celular esta se mostrará flexionando su cuello estirando los músculos y ligamentos posteriores que soportan el peso de la cabeza para que no caiga, sus hombros llevados hacia adelante y abajo aumentando la cifosis o curvatura dorsal sobrecargando la musculatura paravertebral e interescapular lo que desarrolla puntos gatillos dolorosos en el mediano y largo plazo.

Una encuesta revela que el número de veces que se consulta el celular indicaría que el 11% lo realiza 200 veces al día y un 9% 100 veces al día

Estudios demostraron radiológicamente un alto incremento de rectificación cervical, lo que es previsible ya que cuando estamos con nuestra cabeza en la vertical con los ojos en el plano horizontal sería 0° el esfuerzo mecánico de los músculos de la nuca es de 6 newton o sea 0,611 kilogramos fuerza, con una inclinación de 15° 1,244 Kg/Fza, en 30° 1,847 Kg/fza, 45° 2,078 Kg/Fza y a 60° 2,771Kg/Fza.

Un reciente estudio mostro que al ver un video o navegar en la web la flexión era de 30° aproximadamente y cuando se envían mensajes de texto se aproximaba a los 45°.

Te puede interesar
Francia: Ministro de Educación apoya la prohibición de celulares en las aulas

Viendo estos números es muy fácil darse cuenta que a mayor flexión mayor carga para nuestra musculatura cervical, y presión discal lo que exacerbaría cualquier dolencia o discopatía en columna ante posturas sostenidas que generaran dicha sobrecarga.

Esta flexión de cuello desarrollan, lo que los kinesiólogos denominamos Disfunciones Miofaciales que conlleva a padecer cervicalgias, tendinopatías y alteraciones de la postura y que es mundialmente conocido como Syndrome text neck (Síndrome de cuello de texto).

Esto nos hace pensar que nuestro hábitos van cambiando ya que antes cuidábamos las posturas en las máquinas de escribir que es algo que un adolescente de nuestros días quizás no sepa ni cómo funciona, luego nos ocupamos de los ordenadores, más tarde de las notebook y tablet así que es casi seguro que el uso de los celulares como hoy los conocemos en un futuro sea de una manera que hoy ni siquiera nos imaginamos, sin embargo debemos atender a nuestro presente tratando de tomar conciencia de las posturas que adoptamos, haciendo un uso racional de la tecnología buscando realizar estiramientos durante nuestra actividad laboral y evitar el sedentarismo, haciendo hincapié especialmente de los niños y jóvenes promoviendo su adecuado uso y cuidado de posturas, fomentando la realización de actividades físicas y culturales que le permitan desarrollar su potencial físico intelectual y de esparcimiento lo más saludable posible.

Algunos consejos útiles:

  • Al hacer uso del celular contraiga la musculatura de la espalda y trate de mantener lo más horizontal posible su cabeza.
  • Si se encuentra en la cama o sillón busque que su espalda y su cabeza estén correctamente apoyados cuidando que su cuello esté lo menos flexionado posible.
  • Sostener el celular y al escribir mensaje de textos con ambas manos reduciría la carga biomecánica sobre hombros y cuello.
  • Aumente el tamaño de la letra para evitar forzar su vista.
  • Tome un descanso cada 15 minutos, para mirar hacia arriba y llevar el cuello a posición neutral.
  • Realice movimiento circulares de sus hombros hacia atrás y adelante y relaje sus brazos con la misma frecuencia.
Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -