“Desafío B”: Un emprendimiento que genera sinergia desde las buenas prácticas

“Desafío B” es un emprendimiento que busca anclar un nuevo paradigma de sustentabilidad en Comodoro. Durante muchos años se percibía que una empresa demasiado enfocada en buenas prácticas no ponderaba tan estrictamente su solidez comercial o financiera, como si un concepto fuera excluyente del otro.

Acerca de eso habla el reconocido teórico del marketing, Philip Kotler, quien presentó en el año 2010 lo que llamó “Marketing 3.0”. Sería un estadio de las empresas cuya evolución ha conquistado objetivos en cuanto al producto o marca en sí mismos, también en cuanto a su público objetivo y es el momento de centrarse en valores, preocupaciones y necesidades que hacen al ambiente donde habitan estos.

Lo más importante es que no solo se busca satisfacer al consumidor sino también satisfacer a toda una comunidad en cuanto a ejercer buenas prácticas medioambientales y sociales y hacer de ello una estrategia en la que “todos ganan”.

Desafío B sería una empresa que se dedica al asesoramiento en cuanto a la comunicación de organizaciones y emprendedores que estén en esa línea. De alguna manera potencia esa bella política que ejercen, tanto puertas adentro como hacia afuera.

Si hay empresas o emprendimientos que además de buscar la rentabilidad de sus negocios, objetivo inherente a cualquier empresa, ven también una oportunidad de resolver problemas sociales y ambientales, desde Desafío B se encargan de buscarle un orden y una efectividad concreta en cuanto al posicionamiento social. Transforman una intención en una estrategia concreta.

“Cuando me preguntan qué hace Desafío B por una empresa yo les respondo que buscamos que se posicione. Lo que a mediano y largo plazo, se ve inevitablemente reflejado en un aumento de su rentabilidad, pero siempre apoyándonos en transmitir las buenas prácticas que realiza”.

Quién es el emprendedor detrás del proyecto

El emprendedor de esta edición detrás de Desafío B es Juan Carlos Guazzone.
Juan Carlos es licenciado en Comunicación Social, profesor y periodista independiente. En la actualidad también desempeña el rol de presidente de Jóvenes Empresarios de Comodoro Rivadavia.

Quienes lo conocen dicen que Juan Carlos tiene por naturaleza un perfil conciliador y que busca el pleno desarrollo en aquello donde hace foco. Uno de sus mayores logros que se le reconoce estando al frente de Jóvenes Empresarios, es el haber logrado que diferentes instituciones que trabajaban en pos del emprendedorismo de la ciudad pudieran unir objetivos y trabajar juntos cuando un objetivo así lo requiere. Hablamos de actores sociales como la Cámara de Comercio, la Universidad San Juan Bosco y el Ente Comodoro Conocimiento, entre otros.

Durante la entrevista se lee entre líneas, y por momentos de manera literal, que hay dos cosas que lo desvelan: el emprendedorismo y la sustentabilidad. En ambos conceptos no concibe otra forma de llevarlos adelante si no es reduciendo impactos medioambientales negativos y maximizando todo lo posible en cuanto al impacto social positivo.

Recuerda que fue durante el proceso de elaboración de sus tesis cuando conoció el concepto de sustentabilidad y desarrollo sostenible: “Al principio me costaba familiarizarme y luego me ocurrió que todo el concepto tenía lógica. Sobre todo cuando no solo se basaba en la empresa sino también en las personas y su quehacer diario” comenta Guazzone y a partir de entonces la coherencia es un concepto que toma otra relevancia durante toda la entrevista.

Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Plata y una vez recibido tuvo la certeza de querer regresar para desarrollarse profesionalmente en su ciudad natal.

“Tenía la seguridad de querer que las organizaciones piensen su manera de trabajar de manera diferente, aunque todavía no lo asociaba a la sostenibilidad. Luego de un viaje a la Ciudad de Buenos Aires participé de varios eventos que trabajaban estos conceptos en las empresas y en las comunidades, y se hablaba de economía colaborativa, de cooperativas de trabajo, etc. Todos esos conceptos me volaron la cabeza y supe que quería llevarlo a Comodoro. De ahí surge el nombre “Desafío” porque era y es un desafío hacer este tipo de cosas. Sobre todo hablar de un concepto que habla de impacto positivo en la comunidad cuando la base de sustentación son industrias que indirectamente ya están afectando al entorno” explicaba.

También comentaba que de alguna manera las ciudades de Buenos Aires y Córdoba llevan la delantera en cuanto a esta filosofía y su aplicación práctica, algo que sabe llevará algún tiempo que sea plenamente aceptado por el mundo empresarial pero que la demanda a nivel mundial marca esa tendencia.

Qué servicios ofrece Desafío B
Desarrollo de una cultura organizacional
Indagar en aspectos propios de la identidad institucional, sus valores y objetivos.
Conocer hacia dónde va la marca y ver si se puede enfocar en algún aspecto ético, de carácter social y ambiental.

Responsabilidad Social Interna
Generar prácticas que mejoren el bienestar de la gente que trabaja en el día a día con la empresa. Desarrollar políticas de beneficios, desarrollo profesional, ambiente de trabajo saludable y conciencia medioambiental, son algunos de los puntos a trabajar.

Reporte de Sustentabilidad
Muchas veces las empresas realizan prácticas orientadas a la comunidad, pero no dejan ningún registro de ella. Por eso a través de la elaboración de un Reporte de Sustentabilidad, se genera la posibilidad de crear un documento anual en donde las empresas comunican a su público de interés el desempeño logrado tanto en lo económico, como en lo social y ambiental.

El reporte es una excelente herramienta estratégica que ayuda a la empresa a medir su desempeño en las distintas áreas de trabajo y facilita el proceso de mejora continua.
Desde Desafío B se elaboran informes de sustentabilidad con base en los indicadores de desempeño definidos por el GRI (Global Reporting Initiative) diseñado para reportar el desarrollo de la sustentabilidad en los ejes económico, social y ambiental y ser utilizado por organizaciones de cualquier tamaño, sector y localización.

Comodoro después de la catástrofe climática

Se le consulta su mirada acerca de la ciudad en cuanto al desarrollo de emprendimientos y empresas que tengan estas características. Esto respondía: “Quizás hace un año atrás diría que la ciudad no estaba abierta a propuestas de este tipo pero después de la catástrofe hubo un cambio. La sustentabilidad tomó otro significado. Todavía falta pero estamos más encaminados. Algo que demuestra que todavía falta son por ejemplo los proyectos de impacto positivo que han muerto en el camino, no han tenido el apoyo y el reconocimiento suficiente. Por ejemplo invernaderos, ladrillos ecológicos entre otros” asegura.

“Comodoro es una ciudad industrial y, como sabemos, la industria y el medio ambiente nunca se han llevado bien. Hay una especie de contrato social donde se permite la contaminación a cambio de que nos permitan vivir bien económicamente” decía durante la entrevista.

Menciona que la responsabilidad social empresaria es una responsabilidad que tiene una empresa por los daños que ya está provocando y que ahora la tendencia es la de empresas que ya nacen con esa mirada hacia la comunidad como parte intrínseca de la misma.

“Lo primero que debe ocurrir es la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Se debe generar una marca comprometida desde la imagen y desde la práctica. Se debe incorporar el corazón de esto en el corazón del negocio. Las empresas B dicen que las personas incorporan su corazón en el corazón de la empresa y que eso no puede borrarse” declaraba el emprendedor.

Todavía no sabe si llamarlo agencia, consultora u organización pero si algo entiende es que trata de plasmar una filosofía de vida y acompañar a los emprendedores y empresas que así lo deseen en ese camino. Es un espacio abierto para todos aquellos que quieran hacer las cosas de manera diferente.

Un nombre que trasciende sus límites geográficos

Cuando se le consulta acerca del nombre del emprendimiento explica que pasó de llamarse “Desafío Sur” a “Desafío B”, porque ser una empresa B es otra manera de hacer las cosas y que además no lo limitaba a ninguna cuestión geográfica. “La idea es levarla a donde sea, pero que trascienda” decía Guazzone.

Acerca de qué son las empresas Sistema B

Es una certificación que adquieren ciertas empresas o instituciones que, en su búsqueda por generar un negocio rentable, crean soluciones a problemas sociales y ambientales. Se puede decir que beneficiar a la comunidad y al entorno es el fundamento que guía a este tipo de organizaciones.

Desde hoy queda formalmente inaugurada la empresa Desafío B

A Juan Carlos le llevó dos años ordenar primero en su cabeza y luego en su organización qué sería y cómo trabajaría Desafío B.

Hace algunos días cuando se comenzó a gestionar esta nota periodística en un momento mencionó que esta publicación marcaría para él la presentación social que dará por formalmente inaugurado su emprendimiento. Pueden saber más acerca de Desafío B a través de su página web https://desafiob.com.

Desde Empresas + Negocios no queda más que agradecer que haya sido este el medio elegido para tan importante fecha y le deja a los lectores una de las reflexiones que hizo durante la entrevista y que de alguna manera interpela a todos y cada uno de quienes habitamos esta ciudad: “Hay pequeñas acciones diarias que se pueden llevar a cabo y resultar muy significativas. Siempre digo que la mejor manera de mostrar lo que somos es con acciones que lo reflejen”.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -