Mantienen la prisión preventiva de Martínez hasta la cesura

En la mañana del pasado viernes se concretó en los tribunales del barrio Roca la audiencia obligatoria hasta que una sentencia quede firme, de examen obligatorio de la prisión preventiva para Gustavo Jesús Martínez en relación al homicidio en ocasión de robo de Gustavo Blanco. La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la medida de coerción hasta la audiencia de cesura o imposición de pena; en contraposición la defensa pidió su libertad y en caso contrario su arresto domiciliario.

El tribunal de revisión estuvo conformado por Daniela Arcuri y Mariel Suárez, juezas penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Inés Bartels y Fabiola López, funcionarias de fiscalía; en tanto que la defensa de Martínez la ejerció Cristina Sadino, defensora pública.

La funcionaria de fiscalía requirió se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo Martínez en virtud del hecho ocurrido el 5 de agosto de 2014 por el cual se lo imputara como autor de “homicidio en ocasión de robo, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego, y por provocar lesiones graves”. Desde la fecha del control de detención 7 de agosto de 2014 Martínez viene cumpliendo prisión preventiva. Luego del debate Martínez fue declarado por mayoría autor del delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego” y condenado a la pena de 4 años y 6 meses de prisión.

El Ministerio Público Fiscal presenta un recurso de impugnación extraordinaria ante el Superior Tribunal de Justicia, el 2 de noviembre de 2015. En septiembre de 2016 hizo lugar al recurso fiscal y condenó a Martínez como coautor del delito de “homicidio en ocasión de robo”, asimismo dispuso el reenvío de las actuaciones y realizar un nuevo juicio de cesura, cuya fecha fue dispuesta para el 22 de noviembre del corriente año. Si bien ya se ha excedido el tiempo que una persona puede estar en prisión preventiva, Martínez fue condenado por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, con una pena mínima de 10 años de prisión. En base al peligro de fuga se solicitó desde la fiscalía el mantenimiento de la prisión preventiva de Martínez hasta la audiencia de cesura cuando se resuelva la pena que le corresponde.

Por su parte la defensa resaltó los 4 años un mes que su asistido viene cumpliendo la prisión preventiva, sin sentencia firme. Hasta tanto no haya una sentencia firme las audiencias como las de hoy van a suceder. La defensa invocó el pacto de San José de Costa Rica sobre que la prisión preventiva debe tener un plazo determinado y no uno incierto. Para la defensa el peligro de fuga no está dado, si bien la pena que se espera puede ser de cierta gravedad, su asistido siempre se presentó a las audiencias y no ha habido circunstancia que se presuma se fugará. Concluyendo que el peligro de fuga no es real y que su asistido no se sustraerá de la Justicia por lo que solicitó su libertad o subsidiariamente su arresto domiciliario.

Te puede interesar
La Corte Suprema dejó firme la prisión preventiva de Cristina Kirchner

Finalmente las juezas resolvieron mantener la prisión preventiva que pesa sobre Martínez hasta el próximo 22 de noviembre del corriente año, fecha en que se realizará la audiencia de cesura para él. Ello en base a la calificación legal fijada para él por el Superior Tribunal de Justicia por un recurso extraordinario presentado por la fiscalía. Asimismo las juezas entendieron que era proporcional la medida solicitada por el Ministerio Público Fiscal.

El hecho por el cual se lo condenó a Martínez aconteció el pasado 5 de agosto de 2014. Días anteriores, los tres imputados, Gustavo Martínez, Mariela Martínez y Lucas Ávila Maya, habrían realizado actos preparatorios al ilícito. Aquel día se hicieron presentes, previa minuciosa vigilancia, en la finca de la familia Blanco. Ingresan por la parte trasera de la misma contra la voluntad de sus moradores. Sorprendiendo a sus ocupantes en su interior exigiéndoles que les entregaran dinero. La señora de la casa comenzó a gritar provocando que su marido se despertase, éste tomó un arma de fuego que guardaba y se dirigió al lugar donde se desarrollaba el suceso. Al observar que su esposa e hijo estaban siendo intimidados por los agresores les gritó provocando que Martínez y Ávila Maya comenzaran a disparar al menos en cinco oportunidades con las armas que llevaban en dirección a las víctimas, haciendo lo propio el Sr. Blanco al menos en una oportunidad. Impactando los disparos efectuados por los agresores en el padre del fallecido, su esposa en su pierna derecha y Santiago Blanco en su abdomen. En el intercambio de disparos Gustavo Martínez fue alcanzado por un proyectil que impactó en su abdomen pero logró retirarse mal herido del inmueble, logrando darse a la fuga del lugar en un rodado. Producto de las lesiones causadas por los coautores mencionados Santiago Blanco perdió posteriormente la vida. Seguido al hecho dejan a Gustavo Martínez herido en el Hospital; y Mariela Martínez y Lucas Ávila Maya huyen con identidades apócrifas hacia Mendoza, donde finalmente fueron detenidos.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -