Mencionan a Kiguel, Calvo y Leiderman como reemplazo de Caputo en el Central

Marcos Peña habría respaldado a Dujovne en la interna que mantiene con “Toto”.Marcos Peña habría terciado en favor de Nicolás Dujovne en el durísimo enfrentamiento que mantiene con Luis Caputo y ya comenzaron a sonar nombres para designar a un nuevo titular del Banco Central, en lugar del actual presidente que está en comisión y sin acuerdo del Senado.

Como reveló este medio la relación de Caputo con Dujovne quedó muy dañada luego del cruce que tuvieron la semana pasada por el fallido anuncio de Mauricio Macri sobre la renegociación del acuerdo con el FMI, que el ministro de Hacienda resistió todo lo que pudo, consciente que era un papelón intentar apurar al organismo por los medios. A tal punto quedó dañada la relación Caputo se bajó del viaje a Washington para reunirse con las autoridades del Fondo y mando en su lugar a su vice, Gustavo Cañonero.

La tensión es tan intensa que este lunes cuando se filtró un documento de Hacienda que proyectaba para este año una inflación del 42% y una caída del PBI de 2,4%, de inmediato las sospechas recayeron sobre el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, hombre de Caputo en la estructura de Dujovne. Según la versión que circulaba en Hacienda, Bausili giró a su amigo el power point con las nuevas medidas para que este a su vez lo gire a bancos y fondos de inversión para abrir los mercados con una mirada más favorable, sin percatarse que le faltaba una revisión final que borrara ese incómodo reconocimiento.

Esa es la versión “benigna”, la otra habla directamente de una maniobra de desgaste de Dujovne que tuvo que poner la cara ante los medios cuando lo confrontaron con esos números.

Desde su ingreso al Gobierno, Dujovne se plegó a la jefatura de Peña, pero “Toto”, primo de Nicolás “Nicky” Caputo, nunca se rindió a las órdenes del jefe de Gabinete. Tan es así, que cuando asumió en medio de la corrida y empezó a tomar decisiones, el gerente General, Mariano Flores Vidal, un sobreviviente de la gestión de Federico Sturzenegger, intentó correrlo con una frase obsecuente: “¿Qué pensará Marcos de esto?”. “Vine a resolver este quilombo, no tengo tiempo para lo que piense Marcos”, los despachó Caputo fastidiado.

Caputo enfrenta cuestionamientos porque no son pocos los que consideran que aborda la crisis cambiaria como un trader, en muchos casos ensayando estrategias contradictorias, sin un eje de política monetaria. Su permanencia en el cargo fue uno de los motivos que bloqueó el desembarco de Carlos Melconian, que se lleva muy mal con marcos Peña, pero también quería a Caputo afuera del Central.

El jefe del central libra además una sorda batalla con el staff del FMI que no quiere que siga quemando reservas para evitar que se siga disparando el tipo de cambio. En esa pulseada, en las últimas horas Dujovne pareció acercarse algunos pasos a la peligros estrategia del Fondo de soltar el tipo de cambio, algo que según analistas consultados podría dejar a la economía argentina sin precios de referencia. “Los únicos dólares que se venden son los que vende el Central”, sintetizó uno de los especialistas consultados.

Te puede interesar
El dólar subió 4,07% y marcó un nuevo máximo en $43,412

Luego de sobrevivir a una renuncia casi segura y después de 48 horas de tranquilidad en los mercados, Marcos Peña recuperó aire tras maniobrar con éxito para lavar los cambios de gabinete y ya entró a jugar en la interna económica, además de poner en campaña al proyecto de reelección de Macri.

Este jueves ya corrían entonces los nombres de tres economistas como posibles sucesores de “Toto”. Uno es Miguel Kiguel, cuyo nombre está dando vueltas desde antes del fin de semana de introspección de Macri en Olivos. Kiguel había sido uno de los candidatos de Dujovne para el Central cuando Sturzenegger dejó la entidad en junio.

Otro candidato es Guillermo Calvo, el economista argentino con mayor reconocimiento en la academia. Es un profesor de alto rango en la Universidad de Columbia, de las más prestigiosas del mundo y fue reconocido en todo el planeta por haber anticipado el Efecto Tequila de 1994. Calvo acaba de pedir la dolarización de la economía argentina.

El tercero en discordia es Leonardo Leiderman, ex economista jefe de mercados emergentes en el Deutsche Bank, donde conoció a Caputo y a su vice Gustavo Cañonero. Nacido en Córdoba, Leiderman fue presidente del Banco de Israel, que funciona como asesor del gobierno de ese país. Esta semana, Leiderman advirtió a La Voz que Argentina padece de una falta de sincronización entre los tiempos políticos y los tiempos económicos.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -