Cristina arma Unidad Ciudadana y le pide a Solá acordar con el peronismo

Cristina Kirchner está en silencio, pero activa: esta semana sus alfiles de La Cámpora comenzaron a armar Unidad Ciudadana en cada provincia con el objetivo de crear una coalición opositora fuerte que enfrente a Mauricio Macri el año próximo.

Ayuda en la tarea Felipe Solá, que es diputado nacional del Frente Renovador pero se promueve como candidato presidencial con la bandera de una oposición unida.

“Yo no quiero ir a una elección con dos peronismos. El que trabaja para que haya dos peronismos trabaja para Macri. Quiero ganarle a Macri representando a un peronismo unido”, afirmó este jueves en una entrevista.

Solá se mueve en dupla con su compañero Facundo Moyano, que tiene mandato hasta 2019 y quiere renovar por la provincia de Buenos Aires, donde Cristina sostiene márgenes altos de aceptación pero sigue sin confirmar su futuro.

No es un dato que llame la atención: desde 2005, siempre que fue candidata lo confirmó poco antes del cierre de listas o hasta el mismo día.

Y mientras cultiva el perfil bajo (ni siquiera abre la boca en las últimas sesiones) los líderes de La Cámpora, con Máximo Kirchner a la cabeza, comenzaron a apadrinar candidatos propios en cada provincia.

El plan es tener una usina de Unidad Ciudadana lo más competitiva posible y recién después proponer un consenso con peronismo local para dirimir la lista final en primarias. O en un acuerdo intramuros donde no existen.

Sólo si no lo consiguen competirán con sello propio, un escenario que en 2017 le sirvió a Cambiemos para imponerse en Salta, Chaco y por un amplio margen en Córdoba.

También en Mendoza, donde UC estuvo a un pelo de ganar la primaria peronista y sus verdugos perdieron por 20 puntos contra Cambiemos en las generales.

Pero la unidad no siempre trajo los frutos esperados: en Chubut y en Santa Fe el candidato K ganó en agosto pero cayó en octubre.

De todos modos, sin un presidenciable consolidado los gobernadores adelantarán las elecciones locales y se despegarán de la pelea por la Casa Rosada.

Te puede interesar
Elisa Carrió: "Yo paré un golpe a Cristina después de la crisis del campo"

Muchos ya se lo anticiparon a Cristina Kirchner, que puede hacer daño en contiendas locales con figuras como los diputados Sergio Leavy (Salta) y Pablo Carro (Córdoba).

Y en octubre apadrinará a sus candidatos al Congreso debajo de su boleta o de quien apoye para enfrenar a Macri. Por ahora, el único kirchnerista de pura cepa que recorre el país es el diputado Agustín Rossi.

En la provincia de Buenos Aires está prohibido desdoblar elecciones y por eso el año pasado los intendentes le suplicaron a Cristina enfrentar a Cambiemos y mal no les fue: la mayoría retuvo la mayoría del Concejo Deliberante y evitó sobresaltos a fin de año.

Para que no deban hacer lo mismo los diputados provinciales de Sergio Massa presentaron un proyecto de ley en la Legislatura que propone desdoblar elecciones municipales, pero a Cambiemos aún no le convence. Al kirchnerismo tampoco.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -