Francia derrotó 1-0 a Bélgica y avanzó a la final de Rusia 2018

Francia regresa a una final de la Copa del Mundo por tercera vez después de haber derrotado por 1-0 a Bélgica en semifinales de Rusia 2018. Umtiti anotó el gol de la victoria.

La joven e impetuosa Francia tendrá el domingo la oportunidad de convertirse en bicampeona mundial, veinte años después del título que la elevó a la categoría de selección de las grandes. Inglaterra o Croacia , que juegan mañana en Moscú, será el rival del equipo dirigido por Didier Deschamps, el capitán de aquellos “bleus” campeones en 1998.

El partido jugado en San Petersburgo prometía mucho, y no defraudó. De los 22 titulares que iniciaron el choque, 14 juegan en la Premier League: rivales que se conocen de memoria. Y Bélgica , que fue creciendo en confianza a partir de la milagrosa victoria sobre Japón, comenzó mandando en el partido. Pogba intentaba habilitar a Mbappé con pases largos, pero Courtois no tuvo verdaderos problemas en ese primer tiempo.

Pasados los 15 minutos iniciales, el dominio belga era clarísimo: un derechazo de Harzard, primero, y un zurdazo de Alderwerield que Lloris sacó cuando iba al gol pusieron a prueba al arquero galo. Francia estaba aprisionada en su campo, y Bélgica, por juego e imagen, nunca había estado tan cerca de la final del Mundial en su historia.

El equipo de Deschamps sólo generó peligro en una corrida de Mbappé, mientras que Bélgica encontraba los caminos con Hazard por la izquierda. ¿Qué hacía Hazard? Nada, apenas todo bien. Y aunque el control era del equipo de Roberto Martínez, el 0-0 no impedía la sensación de partidazo en San Petersburgo. No era sorpresa, Francia y Bélgica son dos equipos plenos de cambios de ritmo, con los jugadores sabiendo de memoria dónde pararse y cómo moverse, tanto con la pelota como a la hora de recuperarla.

Te puede interesar
El Gobierno francés autoriza la extradición a Argentina de Mario Sandoval

Courtous bromeó con sus rivales en el túnel, antes de volver a la cancha en el segundo tiempo, pero no fue broma cuando, tras un corner de Griezmann desde la derecha, Umtiti le ganó en el salto de Fellaini para cruzar un cabezazo que dejó inerme al arquero belga. No fue sorpresa que el gol llegara por la vía de la pelota parada: el 26,6 por ciento de los tantos anotados en Rusia son producto de corners o tiros libres.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -