Médico denunciado por realizar abortos fue encarcelado y ya recuperó la libertad

El doctor Germán Pablo Cardoso fue detenido la semana pasada en su consultorio privado de Tandil mientras le interrumpía el embarazo a una mujer, tras la denuncia de un grupo de personas que pertenecen a distintas iglesias de la ciudad.

El médico Germán Cardoso recuperó su libertad en el mediodía del viernes, por disposición del propio fiscal que intervino en la causa, tal como se preveía de acuerdo a lo que marca el Código Penal respecto a la pena en expectativa por el delito endilgado (de 1 a 4 años de prisión),

Cardoso, más conocido como el “Doctor aborto”, salió del calabozo policial donde había sido alojado en carácter de aprehendido, tras la denuncia que propició que una comitiva policial acuda a su consultorio y proceda a un allanamiento, procedimiento que se sucedió en los mismos instantes donde el médico había practicado un aborto a una joven de 30 años, oriunda de Buenos Aires, quien llegó a Tandil junto a un hermano precisamente para efectuarse la práctica abortiva.

De hecho, el fiscal Damián Borean le imputó el delito de “Aborto consentido”, figura que contempla una pena en expectativa de uno a cuatro años, lo que resulta excarcelable. Una vez anoticiado de la imputación en su contra, y pasadas las horas, el ministerio público resolvió la libertad del acusado, no obstante lo cual motorizó una serie de medidas judiciales que quedaron a criterio del juez de Garantías, José Alberto Moragas, que deberá resolver.

El caso

Cardoso quedó apresado tras una denuncia al 101 emergencia de la Policía, y su consultorio fue allanado en medio de la práctica abortiva que se le estaba realizando a una mujer de 30 años.

La joven, que al momento del procedimiento estaba sedada, debió ser trasladada al Hospital Santamarina, donde fue intervenida quirúrgicamente y ya se encuentra estable, fuera de peligro.

Sobre la mujer, se conoció que es oriunda de Buenos Aires y conoció de la presencia de Cardoso y su actividad clandestina a través de una página de internet que alude a dichos servicios, de una forma solapada.

Ella junto a un hermano contrataron los servicios (unos 30 mil pesos) y acudieron a la cita pautada, más allá de que en el medio fueron interceptados por un grupo de vecinos que hace más de un mes se viene expresando en las puertas del consultorio, con manifestaciones religiosas y expresiones que hacen al rechazo al aborto y la defensa de las “dos vidas”.

Sobre Cardoso y su trabajo como médico no sorprende ni a propios ni extraños. De hecho fue protagonista de entrevistas varias en las que reconoció su posición frente al delicado tema en plena discusión parlamentaria.

En su consultorio situado en 4 de Abril al 1100 se llevan adelante abortos desde hace años. Y de hecho, el 26 de marzo de este año en una entrevista con el suplemento dominical La Vidriera de El Eco de Tandil, Cardoso habló sobre las prácticas abortivas que lleva adelante en Tandil con total naturalidad. Tiempo atrás, más precisamente en el año 2011, Telefé le realizó una cámara oculta a raíz de lo cual estuvo algunos días detenido por ese mismo motivo.

La denuncia

Alrededor del mediodía del martes, el Servicio de Emergencias 101 recibió un llamado que alertaba de un presunto aborto clandestino que se estaba llevando adelante en un consultorio ubicado en 4 de Abril 1188.

A raíz de la denuncia, alrededor de las 13 se concretó un allanamiento en esa dirección donde se encontró a una joven a la que presuntamente le habían practicado un aborto y se encontraba sedada.

Te puede interesar
El Gobierno presentará un proyecto para limitar piquetes y el ingreso de inmigrantes

Es habitual que un grupo de personas, que pertenecen a distintas iglesias de la ciudad, se encuentre en la puerta del consultorio rezando, sobre todo desde que se dio inicio al debate para la legalización de la práctica.

En ese contexto, el martes estaban rezando cuando llegó la joven que tenía turno para realizarse el aborto, en ese momento se acercaron a ella antes de que ingresara al consultorio e intentaron convencerla de que no interrumpiera su embarazo.

Al respecto, se agregó que la invitaron a tomar un café para que reviera su situación y la trasladaron a una iglesia en pos de convencerla de la decisión que, efectivamente, la joven sostuvo.

Una vez dentro del consultorio, se realizó la denuncia policial y el posterior allanamiento, en el que se secuestró medicación, dinero, aparatos e instrumental médico, que serán peritados para determinar si se utilizaban para efectuar abortos clandestinos.

Lo que establece el Código Penal en la actualidad

A la hora de imputarle el delito ventilado al doctor Cardoso, el fiscal se fundó en lo que establece el Código Penal respecto a los delitos contra la vida. Más precisamente en el artículo 85, inciso segundo que reza: “El que causare un aborto será reprimido con reclusión o prisión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer”.

Asimismo, se establece que el máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.

También el fiscal se tomó del artículo 86, que establece que “incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo”.

Dicho articulado establece que el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible “si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios”, o si “el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

Vale aclarar que de ser aprobada la ley que ahora está en discusión en el Senado, Cardoso no sería sometido a ninguno de los delitos aquí detallados.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -