Perder las llaves del coche: una situación incómoda que tiene solución

Hay cifras curiosas y esta es una de ellas: se estima que unas 11.000 personas pierden la llave de su coche en España cada año. Aunque esta incómoda situación es más común de lo que parece, lo cierto es que suele desatar toda una crisis doméstica. El caso es que si no se soluciona de una manera efectiva, este olvido o descuido puede generar molestas complicaciones.

Cuando se pierde la llave del coche el problema va más allá, porque no solo se trata del objeto necesario para abrir y poner en marcha el medio de transporte. Actualmente, las llaves de los vehículos tienen un chip electrónico denominado transponder, con el que se gestionan otros aspectos técnicos de los coches, como abrir las puertas y activar los elevalunas.

Los nuevos modelos de llaves son seguros porque transmiten un código único que llega a la computadora del coche, incluso cuando se usa a distancia.

De ahí que actualmente haya empresas especializadas en la recuperación y fabricación de llaves, ya sea para hacer copias o en los casos de pérdidas totales. Estas compañías cuentan con máquinas especializadas, para que al hacer la nueva llave se pueda certificar la seguridad y su correcto funcionamiento. Por lo tanto, antes de perder los nervios, lo que se debe hacer es buscar cómo y dónde solucionar esta situación estresante.

¡Calma! Hay soluciones

En España, hay profesionales en el sector automotriz que han desarrollado la manera de salir del problema sin que se desate una situación peor, permitiendo que la recuperación de la llave sea eficiente y segura. En este sentido, hay experiencias muy exitosas. Topllaves .com es una de las compañías que ofrece estos servicios de manera online.

Hacer unas copias de llaves de coche en webs como esta es muy sencillo, porque se pueden contactar inmediatamente, ya que ofrecen las marcas más reconocidas del mercado. Los pasos para gestionar el nuevo dispositivo son fáciles. Más allá de rellenar un formulario y comprobar que se es el dueño del coche, no existen mayores complicaciones.

Hay que tener en cuenta que cada marca de coche tiene llaves con particularidades únicas, por lo que hacer una nueva pieza varía de acuerdo con el vehículo que se tenga.

Se puede mencionar, por ejemplo, a Mazda, que cuenta con un sistema antirrobo que no permite hacer más de ocho duplicados, ni tampoco poner en funcionamiento el motor con llaves diferentes a las originales. Las piezas relacionadas con esta marca son más caras que otras.

Por otra parte, el sistema antirrobo de Nissan hace que sus llaves solo puedan duplicarse con máquinas especializadas, y es necesario disponer del vehículo para hacer un nuevo par que funcionen en el sistema de arranque.

¿Qué hacer si se ha perdido la llave?

Nadie está preparado para quedarse con el coche sin llave, así que por lo menos un 90% de las personas que se han quedado sin llaves no saben qué hacer ni a quién acudir. Los expertos ofrecen una serie de recomendaciones para comenzar la gestión de la nueva llave de inmediato.

Lo primero que debe hacerse es llamar a la compañía aseguradora y comunicarles el problema. Estas, por lo general, no cubren el importe del duplicado, pero sí pueden encargarse de mover el coche con una grúa.

Lo importante de esto es que cuando se aparca en la calle y alguien da con la llave puede llevarse el coche sin mayor dificultad. Mover el vehículo para guardarlo en un lugar seguro es una decisión inteligente.

Cuando se compra un coche, las agencias hacen entrega de un papel en el que se encuentra el código que identifica a la llave. Este documento hay que guardarlo, y no precisamente dentro del vehículo. Con este código, la empresa que hará el duplicado podrá empezar a trabajar de inmediato y retirar la llave el mismo día.

Si no se tiene a mano el código, aún queda una alternativa: extraer la cerradura para determinar los detalles de la llave. Esto suele tener un coste adicional, y puede pasar hasta una semana para que el producto final sea seguro y fiable.

Cuidar la llave del coche es importante

Las llaves garantizan el óptimo funcionamiento del coche. Una vez que se han duplicado, deben tenerse en cuenta una serie de consideraciones para el mantenimiento de las mismas.

En primer lugar, el transponder es delicado y podría borrarse la información si está cerca de algún imán. Hay que evitar colocar las llaves cerca de objetos imantados. Otro dato es no pasarla por los detectores de metales y evitar golpes continuos, ya que pueden dañar la parte interna de la llave.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -