Wall Street Journal: “Uruguay: la Sociedad de los Poetas Muertos del Fútbol”

“Uruguay: la Sociedad de los Poetas Muertos del Fútbol”: la mirada del Wall Street Journal a Tabárez, un artículo del diario habla de Uruguay como “un país de 3,5 millones de habitantes con el mejor equipo libra-por-libra en el fútbol mundial”. Menciona los modales inculcados a los futbolistas y los cambios que hizo en la selección.

El periódico estadounidense The Wall Street Journal publicó este viernes una historia sobre el maestro Óscar Washington Tabárez, lo que representa para la selección y su influencia en los futbolistas, dentro y fuera de la cancha.

En los 150 años transcurridos desde que se inventó el fútbol en los fangosos campos de juego de los internados ingleses, el deporte ha cambiado tanto que sería casi irreconocible para los muchachos de sangre azul que pateaban una pesada pelota de cuero”, comienza diciendo el artículo.

“Pero no ha cambiado completamente. Porque en un pequeño puesto avanzado en el río Volga (el cual se posa la ciudad Sochi, sede del partido de este sábado), un hombre de 71 años de pelo gris que camina con un bastón, el hombre al que llaman Maestro, todavía está educando a los jóvenes para que se lleven el carácter y ganen los juegos de la Copa Mundial”, añade.

“Su nombre es Óscar Tabárez. Y en 12 años a cargo del equipo nacional de Uruguay, ha ayudado a convertir a un país de 3.5 millones en el mejor equipo libra-por-libra en el fútbol mundial al tratar a sus jugadores como si fuera un maestro de la casa en Eton o Harrow”, suma refiriéndose a las dos grandes universidades británicas.

Luego la nota menciona que “Tabárez ha dicho por mucho tiempo que su objetivo principal era moldear a los hombres equilibrados. Él imparte lecciones sobre el respeto, la decencia y la importancia de los buenos modales”.

Y comparte declaraciones de Diego Forlán. “Siempre decía que ser un jugador de fútbol es una profesión, pero es la forma en que te comportas como ser humano lo que es importante. Puedes ser un jugador talentoso, pero si no te comportas bien, se reflejará negativamente en ti y en tus equipos”.

Además, nombró la ausencia de Uruguay en el Mundial 2006 y la ausencia de la Celeste en semifinales de una Copa del Mundo desde 1970 como un cambio en el fútbol uruguayo que llevó a que “Uruguay se había ganado una reputación como matones del patio de recreo con su juego imprudente y físico”.

“Cuando se llamó a Tabárez para que arreglara (la selección), identificó inmediatamente el problema. Uruguay tenía jugadores talentosos, pero carecía de la estructura para convertirlos en ciudadanos honrados”, afirma.

Entonces cita declaraciones del entrenador del momento de su asunción en 2016: “Un joven talento debe entrenar y prepararse para los desafíos de la vida. El joven debe estudiar, no debemos obstruir eso, debemos favorecerlo, aumenta su potencial deportivo”.

“Otros técnicos en la Copa del Mundo simplemente entrenan al equipo mayor. Pero Tabárez se convirtió en el decano de todo el programa nacional masculino, desde los menores de 15 años hasta el equipo que viaja a la Copa del Mundo. Todos los miembros de esos equipos vendrían a entrenar con Tabárez en el centro nacional de entrenamiento, donde podría configurar su desarrollo como jugadores y como personas”, comenta el artículo.

Jonathan Clegg y Joshua Robinson, autores de la historia para The Wall Street Journal, informan que “El aire de profesor de Tabárez no es una coincidencia”. Y mencionan su profesión como maestro de escuela antes de ser entrenador de fútbol. Por eso “a día de hoy le gusta educar a sus jugadores sobre la historia, la geografía, las artes y cualquier otra cosa que le parezca interesante en el momento. Esto también es parte del plan de estudios de Tabárez”.

Forlán compartió que “una vez jugamos en Japón y estábamos hablando de cómo nos sorprendió la cultura. Así que después de la cena, el Maestro reunió a los muchachos y lo escuchamos hablar sobre Japón, su historia, todo lo que sucedió en el país. Él es un hombre muy bien informado”.

Además, “Tabárez también se mantiene firme con los buenos modales. Muchas estrellas uruguayas han tenido problemas con su regla de zapatos sin barro. Y hay reglas estrictas sobre no dejar platos sobre la mesa o poner pies en las sillas. El uso de teléfonos celulares está prohibido en el desayuno, el almuerzo y durante las charlas o reuniones del equipo”.

“No importa lo que le suceda a este equipo en esta Copa del Mundo, la misión de Tabárez de educar a los jugadores uruguayos en cuestiones fuera del campo continuará”, dice el artículo antes de cerrar con una frase del maestro: “Puedes hacer buenos contratos en los clubes, ganar prestigio, pero hay algunas cosas que solo puedes hacer jugando para Uruguay”.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -