¿Qué es HTTPS y por qué debes tenerlo en tu web?

¿Has visto el https:// que aparece al principio de algunas direcciones web cuando navegas por ellas? Se trata de una indicación de que es un lugar seguro. Y, si tienes una web, te conviene (y mucho) utilizar este mecanismo. A continuación, te explicamos por qué.

¿Qué es HTTPS?

HTTPS es el protocolo de seguridad cuyo nombre completo sería Hypertext Transfer Protocol Secure (o, en español, Protocolo Seguro de Transferencia de Hipertexto). Y, como puedes suponer, está basado en el protocolo HTTP (que es el que se utilizaba anteriormente.

Este sistema utiliza un cifrado que se basa en SSL/TLS y que permite crear un canal de cifrado que permite encriptar la información que se transmite. El grado de cifrado depende tanto del servidor remoto como del navegador del usuario.

Lo que se pretende (y se consigue) con ello es proteger la información sensible del usuario, tales como nombres de usuario, emails y contraseñas. Y es que, mediante HTTP, un atacante que interceptara la transferencia de datos de la conexión podría encontrar esa información.

Sin embargo, mediante HTTPS, lo que ese atacante conseguiría no sería más que una suma de datos cifrados que no podría descifrar. De esta forma, podemos decir que HTTPS es la versión segura de HTTP y que es muy conveniente su uso.

Una ventaja clara del protocolo HTTPS es que está totalmente extendido, por lo que cualquiera puede utilizarlo en su página web. Y, de hecho, debería hacerlo. La inmensa mayoría de los servidores lo soportan.

Así, tras alojar una página en WordPress(por ejemplo), debes instalar HTTPS. Si tu hosting no lo permite o te pone dificultades, puedes contactar con ellos para resolverlo. Si no lo resolvieran, es mejor que cambies de alojamiento web.

¿Cuál es su importancia?

A la hora de hablar de la importancia de HTTPS hay que tener en cuenta varios aspectos.

El primero de ellos es que HTTPS es importante para la seguridad del usuario. Al fin y al cabo, no queremos que la información sensible de las personas sea fácilmente interceptable y se empiece a utilizar de formas indebidas.

Sin embargo, alguien podría decir: “Si yo no tengo ni trabajo con ningún tipo de información sensible, ¿para qué necesito el protocolo HTTPS?”. Y es cierto. Un blog, por ejemplo, no necesita este tipo de sistemas de seguridad.

Pero, probablemente, si tienes un blog, querrás que la gente se sienta segura. Y, la verdad, la gente se siente más segura si ve el candadito en la barra de búsqueda de su navegador. No le sirve para nada, pero le da seguridad.

Pero aún hay otros dos factores muy importantes para que instales HTTPS en tu web aunque no manejes información sensible:

La primera, que es positivo para el SEO. Desde hace tiempo, Google está valorando muy positivo el uso de esta capa extra de seguridad como un factor extra de posicionamiento. Por tanto, si quieres cuidar tu posicionamiento, necesitas instalar HTTPS.

La segunda, que muchos navegadores y antivirus están impidiendo el acceso a webs sin HTTPS. Y eso no solo te afecta directamente, sino que, a su vez, afecta (de nuevo) a tu SEO, porque recibes menos visitas o tu web aparece como peligrosa. Y eso a Google no le gusta.

Así que, si quieres que tu web siga siendo un referente en tu sector y no perder visitas, necesitas instalar HTTPS, aunque no vaya a aportar un grado extra de seguridad (real) al usuario.

¿Es difícil de instalar?

Como todo en esta vida: Depende. Depende de tus conocimientos, del tipo de web que tengas, del tipo de hosting que estés utilizando, etc. Hay varios factores que influirán en la dificultad de la instalación de HTTPS en tu web.

Por ejemplo, activar HTTPS en WordPress es muy sencillo. Si tu hosting lo permite, llevar a cabo los cambios y las configuraciones necesarias es cuestión de unos pocos minutos. Así pues, no deberías tener ningún problema al respecto.

Sin embargo, si tu web la creó un desarrollador web desde absolutamente 0 y, además, tienes un hosting un poco especial (uno para entornos de desarrolladores, por ejemplo), y tú, además, no tienes mucho conocimiento técnico, pues sí puedes tener problemas.

No obstante, en la inmensa mayoría de casos, instalar los certificados necesarios para que HTTPS funcione es algo relativamente sencillo para una persona con conocimientos técnicos. Por tanto, si pides a tu proveedor de hosting que te ayude, seguramente no te ponga problemas, y puedas tenerlo instalado en un momento.

Como puedes ver, contar con el protocolo HTTPS en tu sitio web es la mejor forma de proteger a tus usuarios y, también, de mejorar tu posicionamiento SEO y, por tanto, el crecimiento de tu negocio. Sin duda, una opción más que recomendable que nadie debería ignorar.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -