Rada Tilly venció dos a uno a Palazzo

Al superar dos a uno a Próspero Palazzo, Rada Tilly ganó el primer torneo de la temporada de la Primera B del fútbol local y es el que tiene las mayores alternativas para pelear por el ascenso a fin de año. Ayer la final en el Estadio de kilómetro terminó en bochorno porque invasión de cancha de los hinchas de Palazzo, hubo agresión y represión policial.

En un partido equilibrado en el primer tiempo los radatillenses demostraron ser más en el complemento y así, con dos pelotas detenidas y las conversiones de Gastón Aguilar y Darío Curzio, venció dos a uno a Palazzo -empató mediante Gerardo Salas- y se quedó con el título del Apertura que le dará el ascenso en el segundo certamen si repite o si queda primero en la tabla general y, de lo contrario, tiene asegurado un lugar en una hipotética final.

También fue una muestra de carácter por parte de los dirigidos por Diego Gelinger, que habían sido “señalados” luego haber desperdiciado dos inmejorables oportunidades al no ganar en las últimas jornadas ante equipos ubicados en la parte inferior de las posiciones. Tras una derrota y un empate de local el plantel pudo haber quedado “tocado” o quebrado, sin embargo ayer reaccionó de la mejor forma porque no solo obtuvo el título, sino que hizo una actuación de alto vuelo y superó indiscutidamente al “Aguilucho”.

En los primeros minutos fue Rada Tilly el que tuvo una mejor versión al controlar el balón en el medio y subir preponderantemente por la derecha a través del buen trabajo de Darío Curzio que progresó en un par de oportunidades y llegó hasta el fondo para meter centros que representaron riesgo, pero de a poco Palazzo se fue acomodando y también mostró sus apetencias ofensivas al volcar el juego por la izquierda con Abel Antinopay y con un par de intervenciones del delantero Joaquín Villarroel.

Y si bien el desarrollo continuó movido con un ida y vuelta casi constante, ese movimiento solo ocupó la mitad de la cancha debido a que prácticamente no pisaron las áreas en ese tramo, siendo un partido intenso y muy disputado en el medio, pero con acciones y probabilidades de conversión exiguas.

Luego de caer en la intrascendencia y en el equilibrio, el juego se rescató algo sobre el final de la primera parte cuando los radatillenses, con un par de muy buenas asociaciones del medio hacia adelante, ofrecieron más y mejores impresiones al estar cerca de romper el cero con un remate cruzado desde la izquierda de José Mancilla que se fue apenas ancho, y luego en una ofensiva colectiva que eliminó a varios rivales con lujos pero que no tuvo la profundidad necesaria. Así terminó una primera parte en la que se esperaba algo más.

Y mantuvo esa tendencia el CART en el complemento al asumir con más decisión el juego e intentar por diferentes lugares y aproximándose con más argumentos, más cuando trepó por la izquierda Enzo Charette, que fue a buscar la devolución y remató apenas torcido; y en otra incursión dentro de área quedaron dudas y los jugadores de la Villa Balnearia reclamaron penal. De igual modo siguió yendo y provocó alarmas porque fue el que persistió.

Y la primera recompensa a todo lo que quiso y generó la obtuvo en una pelota detenida, debido a que tras un tiro de esquina fue el mediocampista Gastón Aguilar el que ganó de cabeza y abrió el marcador, que por todo lo que había realizado hasta ese momento, lo mereció justificadamente.

Palazzo, que se vio superado y no pudo conseguir la pelota, con más amor propio que otra cosa, como pudo, y exigido por la situación, trató de emplear alguna contra y así fue que Andrés Vargas se escapó por la derecha y metió un centro atrás que Gerardo Salas recibió solo y sin oposición y con tiempo y espacio definió para estampar el empate y dirigir el juego, en ese instante, a los penales.

Sin embargo “el escarabajo” no se desesperó y con sus genuinos y lúcidos argumentos fue por más y volvió a adueñarse de las mejores facultades, aunque otra vez tuvo que recurrir al individualismo y a la bola inmóvil para desequilibrar el encuentro, cuando un inspirado Darío Curzio tomó un tiro libre desde el vértice derecho del área enemiga y metió un tan justo, notable y estupendo remate que se introdujo en el ángulo del primer palo para firmar el dos a uno y definir el título del primer torneo del año.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -