Se realizó una ablación múltiple de órganos

Ayer se realizó un procedimiento de ablación múltiple en Clínica del Valle, ante el fallecimiento de una joven que tuvo muerte encefálica el martes último. “Su familia, en un acto de generosidad y solidaridad, no dudó en donar sus órganos”, destacó Mercedes Coma, responsable de Comunicación Institucional de Grupo Amanus.
De inmediato, se activó el protocolo y ayer por la mañana arribaron especialistas de la Fundación Favaloro para la intervención de ablación, acondicionamiento y traslado de los órganos. El operativo fue coordinado aquí por el referente local de INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante), el Dr. Juan Fernández, junto con el doctor José Aringoli, cardiólogo intervencionista.

Se trata del segundo operativo de ablación realizado en esta ciudad en lo que va de año. El anterior había sido ante el fallecimiento de un bebé en el Hospital Regional.

Multiorgánica

La Lic. Coma destacó que, si bien no se puede identificar a la donante, “se trata de una paciente joven a la que se le diagnosticó muerte cerebral”. De inmediato, tras la consulta a los familiares, “se realizó el procedimiento para poder recuperar la mayor cantidad de órganos” y que la “ablación incluyó las válvulas del corazón, hígado, riñones y córneas”.

Pasadas las 13:30, concluyó la intervención para ablacionar los órganos que permitirán salvar otras vidas. De inmediato, se puso en marcha el traslado hacia el Aeropuerto con el acompañamiento del personal de Tránsito para permitir que se realice en el menor tiempo posible, y que los órganos lleguen a Buenos Aires, donde se determinaría quiénes serían los pacientes receptores según compatibilidad, y de acuerdo con la lista de espera del INCUCAI.

Procedimiento

Desde el INCUCAI informaron que con las características biológicas y el grupo sanguíneo del donante, se inicia la búsqueda de los posibles receptores a través de un sistema informático denominado SINTRA. Se toma en cuenta el grado de urgencia de los receptores, la compatibilidad biológica entre donante y receptor y la antigüedad en lista de espera.

Mientras se realizaba la ablación en esta ciudad, los equipos de trasplante estaban preparando a sus pacientes para la intervención quirúrgica. “El traslado de órganos y tejidos se realiza con equipos que garantizan su total asepsia. Según el órgano, puede conservarse de 4 a 36 horas hasta su implante”, destacaron desde el Instituto nacional.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -