El Gobierno busca recaudar US$ 950 millones por dos centrales térmicas

Juan José Aranguren, saliendo del Ministerio de Economía. Fotos Emmanuel Fernández

Se trata de dos proyectos desarrollados por la ex Enarsa que arrastran deudas y otros compromisos.

Dos centrales térmicas construidas con dinero de la ex Enarsa salieron ayer a la venta. Se trata de Ensenada de Barragán y Brigadier López, por las que el Gobierno espera recaudar cerca de US$ 950 millones. En la caja estatal entrarían cerca de US$ 350 millones en efectivo, pero los compradores también tendrán que hacerse cargo de una deuda cercana a los US$ 600 millones.

Hubo 11 empresas que manifestaron interés en esta licitación, a través de consultas que hicieron llegar a Integración Energética Argentina (IECSA), la empresa que tomó las funciones de Enarsa. Entre ellas están YPF Luz y dos “empresas extranjeras” que no están aún en la Argentina, según contó Hugo Balboa, titular de Ieasa. Todas deberán probar que poseen bagaje en generación eléctrica durante el último lustro, ya sea en el país o en el exterior.

Aunque la expresión de interés no tiene porque desembocar en la adquisición de un pliego, Balboa estima que habrá apetito por parte de los inversores. Desde que se anunció esta desinversión -en noviembre- el peso perdió un 42% de su valor frente al dólar. Sin embargo, el Gobierno cree que sigue habiendo dinero fresco para el sector energético local.

Ensenada de Barragán y Brigadier López funcionan a gas. En su construcción, participó el Estado a través de Enarsa. Sin embargo, hubo desacuerdos en el proceso entre Enarsa y las constructoras (Iecsa, que fue del primo del presidente Mauricio Macri y luego pasó a Marcelo Mindlin). La empresa estatal -bajo la actual gestión- también le rescindió el contrato de Iecsa e Isolux (con la que también hay un pleito por su rol en la usina de Río Turbio).

Los pliegos para ambas centrales están a la venta por US$ 20.000 y US$ 10.000. El organismo responsable reconocerá deuda del Estado y otros compromisos asumidos por las centrales. Sobre esos pasivos, consideran que son fruto del problema de diseño de ambas, que salieron de Enarsa bajo la gestión del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, que está detenido.

Te puede interesar
Francisco Cabrera y a Juan José Aranguren, desvinculados de los ministerios de Producción y Energía

Aunque el precio surgirá de las propuestas, Balboa calcula que superarán los US$ 950 millones. Como existen deudas o compromisos contraídos por US$ 600 millones (que la empresa estatal transferirá al próximo comprador), el ingreso neto en la caja estatal estaría en torno a los US$ 350 millones.

Los ofertantes por las centrales deberán presentar propuestas en las que combinen dinero en efectivo y rescate de deuda que ya tienen las centrales, aunque hay un límite sobre la incidencia de este aspecto. Para todo, se necesitan avales del Tesoro Nacional y la presentación de garantías (como US$ 20 millones en el caso de Ensenada de Barragán). Los contratos también incluyen otras clausulas, como mantenimiento por parte de Siemens y provisión a algunas distribuidoras.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -