Elías Maldonado seguirá con prisión preventiva por la muerte de Molina Escobar

Es por la muerte del empleado de la Armada, Héctor Hugo Molina Escobar, ocurrida el 1º     de mayo en la zona alta del barrio Pietrobelli. La audiencia fue presidida por la jueza penal Raquel Tassello, en tanto que por la Fiscalía asistió la funcionaria Eva Ponce. La defensa de Elías Maldonado es ejercida por el abogado Mauro Fontéñez.

Al inicio de la audiencia la funcionaria pidió que se mantenga la prisión preventiva de Maldonado por dos meses, fundando su pretensión en los elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable autor de la muerte del marino. Ponce sostuvo que aún subsisten los peligros procesales de fuga por la gravedad del hecho y por la pena que se espera, que de recaer condena será de cumplimiento efectivo y entorpecimiento, ya que en libertad, el imputado podría influir sobre los testigos para que cambien su declaración.

A su turno Fontéñez rechazó el planteo de la Fiscalía entendiendo que “no hay avances significativos, desde la audiencia de control de detención, que refuercen la teoría del caso”. Sostuvo que “hay más dudas que certezas y que no existe peligro de fuga ni entorpecimiento”. Por estas razones pidió medidas sustitutivas a la prisión, como el arresto domiciliario, asegurando que las medidas que restan son pericias sobre las que su defendido no podría influir.

Luego de escuchar a las partes la jueza Tassello resolvió mantener la medida de prisión preventiva por un mes, tomando en cuenta que la Fiscalía ya efectuó varias medidas de investigación e incluso tomó entrevistas.

La muerte de Molina Escobar

Ocurrió el 1º de mayo a las 6 cuando la víctima salía de un comercio con tres sujetos que conocía. Pasaron por un cajero a retirar efectivo y luego fueron a la parte alta del Pietrobelli donde estaban dentro de un vehículo tomando bebidas alcohólicas. En ese momento apareció Elías Maldonado que le abrió la puerta a Molina Escobar, lo agarró del cuello y le dijo “vos sos vigilante”. El relato de los testigos es coincidente en señalar que la víctima se asustó y salió corriendo mientras Maldonado lo corría por detrás con un arma de fuego. Una de las personas que quedaban en el auto salió detrás de ellos y en ese momento Maldonado volvía y le dijo “solamente le quería tirar un tiro, me quería hacer del celular”.

Molina Escobar cayó por un barranco de 23 metros, en la zona del aterrazamiento del Chenque, resultando con múltiples y mortales lesiones en el tórax y el cráneo, heridas que le produjeron la muerte en forma inmediata.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -