Un albergue que dignifica a las personas en situación de calle

Se trata del Albergue Alternativa el cual funciona en una Iglesia Evangélica del barrio Standard Sur. Comenzó brindando un plato de comida caliente los sábados en el centro de la ciudad y hoy se ocupa de 42 personas. Crónica se acercó al lugar para dialogar con Claudio Rogel, un joven pastor misionero que fundó la Iglesia donde ahora funciona además el albergue.

Claudio Rogel vivió anteriormente en Chile y en Colombia donde se formó para realizar este tipo de trabajo y asistencia, solo que confiesa que en Comodoro siente la desidia del estado y que el problema, que estuvo durante mucho tiempo invisibilizado, hoy se hace cada vez más profundo. “En Chile me capacité durante un año para tener herramientas para trabajar en situaciones así. Allá llegamos a asistir a miles pero la diferencia era que contábamos con el apoyo y la estructura del estado” dijo a Crónica durante la entrevista.

La historia se remonta un año atrás, cuando con el grupo de jóvenes de la iglesia se acercaban cada sábado a la plazoleta Roca, detrás de la Escuela Nº 83 llevando alimentos. Sábado tras sábado no solo aumentaba la cantidad de personas sino que aparecieron casos como el de un excombatiente de Malvinas que estaba en una situación tan crítica que la describe como que ya esperaba morir. Así se sumó otro caso de una madre que vivía en la terminal de colectivos con sus tres hijos.

Frente a la situación decidieron hacer un trabajo de investigación de campo, algo que les llevó tres meses, para poder identificar en qué instancia se estaba.

Frente a casos extremos descubiertos decidieron resignar el espacio donde funcionaba la escuela de la iglesia y brindar un espacio físico donde poder atenderlos. “Comenzó a superarnos la realidad de ver personas completamente abandonadas en las calles. Nos encontramos con problemas de todo tipo, y si bien lo habían perdido todo, tenían la necesidad de un mínimo cuidado. Empezamos a trabajar en cuestiones básicas como la limpieza, higiene, curaciones, hasta que de pronto nos encontramos con 28 personas que estamos asistiendo acá. La idea era que vengan solo a dormir pero muchas veces amanece y la temperatura bajo cero nos impide dejar que se vayan. Unos 14 se quedan y otros comienzan a llegar alrededor de las 20 horas. También hay otras 14 personas que no quieren venir porque a primera hora reparten diarios o temen les roben sus pertenencias. A ellos los asistimos yendo al centro pero nuestro temor es que resistan el invierno durmiendo a la intemperie”.

Cuando se le consultó cuántas personas están al frente del proyecto dijo que “somos un equipo de…”; la tardanza en su respuesta parecía que estaba sumando mentalmente todas las personas que colaboran, hasta que su respuesta fue: “somos actualmente tres personas”. Inmediatamente dice: “Nos apoyamos en la fe, si no, no podríamos hacer nada y nos sentiríamos sobreexigidos y sobrecargados”.

Apelando a su experiencia y sus conocimientos se le preguntó cómo se le devuelve la dignidad a una persona en situación de calle?

Su respuesta, clara y precisa, fue la siguiente: “Lo primero que se debe hacer es reconocer quién es. Ellos muchas veces no saben quiénes son. Perdieron lo más sagrado: su identidad, su nombre, su historia. Es como que se rindieron y ya no saben quiénes son. Nos hemos encontrado con deportistas, boxeadores y hasta un carpintero que era excelente en su oficio. Primero apuntamos a los primeros auxilios, que es curarlos, darle una cama, un baño. Lo que está a nuestro alcance. Después tratamos de reconstruir su historia y localizar algún familiar”.

Agregó que las personas que cayeron en el alcoholismo su mente queda congelada en ese momento y solo recuerdan de allí hacia el pasado.

Respecto de las necesidades concretas que atraviesa el Albergue Alternativa manifiesta que necesitan indefectiblemente la ayuda del estado. “Nosotros podemos colaborar con una parte pero necesitamos apoyo de parte del estado. Ahora lo único que hemos recibido son visitas. Seguimos analizando y hemos estado en aguantaderos donde las personas están en pésimas condiciones. Hasta comen de los tachos de basura y viven en condiciones infrahumanas. Desde Bienestar Social les ofrecen un subsidio de dos mil pesos mensuales y el problema es mucho más profundo que eso. También necesitamos un espacio físico, ahora utilizamos la escuela pero no hay ni duchas, ni agua caliente, ni baños suficientes para tantas personas” dijo el pastor coordinador del albergue.

“También pedimos a la Municipalidad nos brinde el traslado ya que más allá que vinieron médicos clínicos a controlarlos muchos necesitan estudios más precisos en el Hospital Regional y estamos en km 8. No tenemos los medios para llevarlos y traerlos” agregó.

De parte de la comunidad, aquellas personas que quieran acercarse y colaborar requieren elementos de higiene personal, como champú, papel higiénico, sábanas, toallas, colchones y alimentos. En cuanto a ropa lo único que necesitan es ropa interior y medias.

Cuando la entrevista está llegando al final comenta que para algunos la ayuda llegó lamentablemente muy tarde pero que aunque parezca un milagro, tres personas regresaron a sus hogares. “Para algunos ya es tarde, pero aunque no lo creas tenemos tres casos que ya regresaron a sus hogares. Apareció su familia y los vinieron  a buscar” dice Claudio Rogel quien lejos de abrumarse solo aguarda la colaboración necesaria.

El refugio se encuentra en calle Julián Murga 450, barrio Standard Sur frente perpendicular a la panificadora Don Carlos. También se los puede contactar a través de Facebook “Albergue Alternativa” o al teléfono 2974299419.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -