A una mujer se le quedó el auto frente a un barrio peligroso de Trelew y la asaltaron

Fue ayer a la tarde al noroeste de la ciudad; en una avenida que divide los barrios Mil Viviendas y Los Aromos del Oeste.
Trelew (Agencia) A una mujer se le quedó el auto y creyó que unos jóvenes que se le acercaron la iban a auxiliar, pero al verla sola la atacaron a golpes para robarle. Como se resistió al asalto y en eso llegó su marido, los ladrones se fueron sin sustraerle nada; en la huida uno de ellos quiso apuñalar a un testigo del hecho. Todo sucedió ayer a la tarde frente al barrio Los Aromos, al noroeste de Trelew. A la víctima debieron trasladarla al hospital con traumatismo de cráneo y una crisis nerviosa.

La mujer es una empleada de comercio de 35 años, a quien la policía identificó como Vanesa Fuentealba y el violento intento de robo ocurrió minutos antes de las 16 en la avenida Juan Perón, la doble trocha que divide los barrios Mil Viviendas y Los Aromos del Oeste.

Allí, al frente de una escuela se le detuvo el Ford K a la mujer, llamó al hermano por teléfono para avisarle y mientras lo esperaba aparecieron dos jovencitas y un muchacho que hasta la ayudaron a empujarlo, pero al notar que estaba sola la vieron como una presa fácil para el robo y fue ahí cuando la abordaron.

Una conocida que llegó al lugar, al momento en que le estaban pegando dentro del auto habló después con Crónica y contó: “Se le quedó el coche y había en la esquina dos chicas y un chico y le vinieron a ayudar, y como vieron que estaba sola le empezaron a robar las cosas que tenía; el celular y otras pertenencias, y la tiraron al suelo”, indicó. “Después llegó el esposo y, lógicamente, se dispararon”, añadió.

La testigo contó que los delincuentes cuando se hizo presente el marido lo atacaron a cascotazos; el hombre de la desesperación por bajar de su vehículo y ayudar a la mujer terminó chocándole el auto y nada pudo hacer por atrapar a los malvivientes que cubrieron su huida a piedrazos.

Otra vecina del lugar expuso: “Ayer (por el viernes) hubo una reunión importante acá, en (el barrio) Los Aromos por el tema seguridad, porque pululan muchos menores (maleantes). A ver si los legisladores se ponen un poco las pilas porque la policía no puede vivir custodiando a toda esta mugre”, dijo, refiriéndose a los ladrones que -según ella y otras vecinas- merodean por las Mil Viviendas y Los Aromos entrando a robar a las viviendas y asaltando a peatones.

–¿Se conoce quiénes son estos delincuentes? Se le consultó y al unísono con otra vecina contestaron: “Del barrio no son. Vienen desde otros lugares”. Luego agregó: “Esto es un peligro. Acá necesitamos policías de manera constante”. La otra mujer se quejó: “Fíjese la hora que es: no son las diez de la noche ni la una de la madrugada, son las cuatro de la tarde”.

Más adelante, ambas entrevistadas coincidieron que el barrio Los Aromos ha sido en estos últimos días epicentro de hechos de inseguridad. “Se han metido a las casas, han robado motos, cosas de los patios”, ejemplificaron y hasta el payaso “Tachuelita” dijeron que había sido víctima de uno de esos hechos.

Un hermano de la mujer asaltada también se hizo presente en el lugar del hecho y entregó su versión de lo sucedido. “Había cortado la correa (del motor) del auto y se le había parado. Había levantado temperatura; me pidió si podía venir a buscarla y cuando llegué le estaban pegando, ya estaba mi cuñado y al momento en que bajé de la camioneta empezaron los piedrazos”, relató.

–¿Y le alcanzaron a robar algo a su hermana? Se le preguntó. “No sé. Lo que sí, le dieron un piedrazo en la cabeza, le pegaron y la sacaron de adentro del auto”, añadió.

“Pero esto ya es el colmo; son las cuatro de la tarde y ya esto está terrible”, protestó delante de la policía, visiblemente ofuscado. ¿Conocen si ha sucedido algún otro caso similar en este sector? Se insistió. “Y yo pasé la semana pasada por acá y me largaron un cascotazo que le pegó a la camioneta para que parara, pero no lo hice porque iba con mi hijo”, recordó.

En ese mismo lugar hace ya varios meses a un colectivo de línea le rompieron dos vidrios de una de las ventanillas, el cascote pasó para adentro y lastimó a un pasajero. Algunos vecinos ya consideran “un peligro” transitar por ese sector a cualquier hora del día, al asegurar que son varios los casos que se han dado y que no han trascendido porque sus víctimas no han querido ir a denunciarlos a la Comisaría.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -