Mataron a golpes en la cabeza a un hombre en barrio Laprida en presunto robo domiciliario

En febrero había sido víctima de una violenta entradera por parte de delincuentes.

“Estamos con las diligencias iniciales trabajando con la Policía Científica y la Brigada de Investigaciones, nos encontramos con una escena de presunto robo domiciliario con resultado de una muerte” fue la escueta reseña de un nuevo homicidio por parte del fiscal en jefe Juan Carlos Caperochipi al ser abordado anoche por Crónica en la puerta de la Subcomisaría Laprida.

Se trata del séptimo homicidio en lo que va del año y al cierre de esta edición aún continuaban trabajando los investigadores en el lugar y no había detenidos por el caso.
Según trascendió, tanto la víctima como parte de su familia habían sido víctimas en febrero último de una violenta entradera, donde delincuentes peligrosos lo habían castigado duramente.
 
Lo asesinaron entre las 14 y 17

Un nuevo crimen sacude la capital nacional del petróleo y causa consternación en un sector del barrio Laprida. La séptima víctima de homicidio en lo que va de 2018 fue identificada como Cristian Alejandro Rivera, de 40 años, trabajador petrolero que vivía con su familia sobre la calle Alaska 350, y lo mataron con un objeto contundente de varios golpes en la cabeza, hecho que habría acontecido entre las 14 y 17 de ayer.

En el lugar trabajaban anoche el fiscal en jefe Juan Carlos Caperochipi junto a los titulares de la Brigada de Investigaciones Andrés García y Pablo Lobos, además de la Policía Científica.

Según confidenciaron las fuentes investigativas, todo se descubrió cuando alrededor de las 17:20 llegó al lugar una empleada de la familia de Cristian Rivera, junto a dos niños que había pasado a buscar al colegio cercano a la casa.

La mujer llegó con los chicos, empezó a realizar tareas habituales, pero cuando pasó por la habitación matrimonial detectó un completo desorden que le llamó la atención y en forma inmediata llamó a la esposa de Rivera, una comerciante de Laprida.

La muerte de Cristian Alejandro Rivera, de 40 años, habría acontecido entre las 14 y 17 de ayer.

La mujer llegó acompañada de una amiga y al ingresar a la habitación matrimonial, se encontró con su esposo con la cabeza bañada en sangre y ya sin vida.

Posteriormente la policía detectaría que lo habían golpeado con un objeto contundente.

Quien también vive en la casa además de la esposa y los dos niños que la empleada pasó a buscar al colegio a las 17, es un hijo adolescente de la mujer comerciante, se dijo, a modo de información complementaria.

Fiscal en jefe Juan Carlos Caperochipi.

Lo cierto es que anoche proseguían los investigadores policiales procurando dar con posibles testigos que hayan visto algún movimiento sospechoso en horas de la tarde sobre la transitada calle Alaska al 300 y tratando de encontrar cámaras de seguridad de la cuadra que pudieran haber captado imágenes del autor o autores de este nuevo homicidio en esta ciudad.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -