“Ahora tengo más desconfianza, estoy alerta y me pongo muy nervioso, todavía no lo superé”

Lo dijo Fabián Assi, quien vivió el pasado 1 de marzo la jornada más aterradora de su vida. “Fue un antes y un después” le confió a Crónica, al recordar el día en que dos violentos delincuentes estuvieron a punto de terminar con su familia. Ayer se cumplieron dos meses de ese incidente y se cumplió el plazo que los detenidos Bruno “Tati” Bustamante y Cristian “Chucky” Monsalvo debían cumplir de prisión preventiva.

En el negocio que junto a su familia tienen hace 40 años sobre la avenida Polonia, Fabián se siente protegido ahora, pero debió cambiar completamente su rutina. Contó que su negocio ahora tiene cámaras de seguridad y que nunca atiende solo el negocio, como parte de las nuevas medidas de seguridad del local. “Todo fue bastante difícil en el primer momento pero tengo que decir que nos ayudaron mucho en Fiscalía desde atención a la víctima (SAVD), también el mismo fiscal (Julio Argentino) Puentes que vino a vernos, ver cómo estábamos y hablamos bastante. De a poco el miedo se va yendo, pero la precaución es otra” remarcó.

También destacó que la policía tiene rondas permanentes, “los vemos pasar a cada rato, a veces vienen a preguntar cómo está todo, están siempre. Tuvimos también mucha colaboración y apoyo de ellos. Vino el comisario (Lienan) que es nuevo y nos dijo que vamos a implementar algún tipo de comunicación para estar todos los comerciantes de la avenida Polonia y Portugal conectados y así nos podemos pasar datos de las cosas que vemos sospechosas y a la policía. Sería cuidarnos entre todos, vamos a tener una reunión por eso” contó.

“A mí me cambió todo”

En cuanto a sus padres dijo: “están mejor que nosotros, ellos lo superaron enseguida, pero a mí me cambió todo. Ya no es lo mismo de antes, hay un antes y un después. Nunca pensé que nos iba a pasar esto y estar a nada de perderlo todo, me refiero a la vida de toda la familia. Tenemos mucha precaución ahora, entiendo que cuando uno pone un negocio tiene que estar pensando que lo pueden asaltar. Nunca pensé que me iba a pasar, puse el negocio para trabajar, no para que me asalten”.

“Ahora tengo más desconfianza y temor a la gente, a veces cuando vienen chicos con sus motos, los cascos puestos o capuchas, me da temor y desconfianza. Estoy alerta y me pongo muy nervioso, todavía no lo superé”.

En cuanto al dinero robado Fabián dijo que “recuperamos todo, pero ahora ya se les termina la preventiva y al menos uno –Bustamante- va a salir en libertad, el otro tiene una condena así que creo que no. Yo les conté a algunos comerciantes amigos de Buenos Aires lo que me había pasado y todos se sorprendieron de saber que habíamos recuperado todo lo robado y la forma en que me atendieron. Ellos me dicen que sufrieron muchos asaltos violentos y que nunca pudieron recuperar nada. No me podían creer que tengamos custodia y que nos cuiden. Me siento muy contenido y cuidado” reconoció.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -