Comerciante estuvo dos horas atada y amordazada tras sufrir un violento asalto en su tienda

El hecho ocurrió en el barrio Los Olmos, al sur de Trelew y sus autores se llevaron una importante cantidad de mercadería, joyas, dinero en efectivo y otros efectos personales de la víctima.
Trelew (Agencia) A la dueña de una tienda la asaltaron violentamente a punta de pistola y luego del atraco estuvo dos horas atada y encerrada en un baño hasta que su novio la encontró, cuando fue a verla porque no le atendía el teléfono. El dramático suceso ocurrió en el barrio Los Olmos, al sur de esta ciudad y la comerciante fue despojada de una importante cantidad de mercadería valuada en varios miles de pesos, de la recaudación y de efectos personales.

Todo sucedió el martes a la tarde, pero la policía ocultó el hecho para que no tuviera repercusión mediática y recién trascendió ayer, cuando la propia víctima salió a hablar públicamente de lo que le había sucedido.

La mujer tiene una tienda de ropa deportiva en la calle Maipú al 600 que funciona en la parte delantera de su domicilio particular y para ingresar al negocio hay que tocar timbre, porque la puerta solo se abre del lado de adentro.

Entonces la pregunta que se le hizo a la comerciante fue cómo hicieron los delincuentes para entrar y sorprenderla, a lo que respondió: “Les abrí porque los vi bien vestidos: eran pibes y por la ropa que vendo tengo un montón de chicos de clientes. Uno creo que ya había venido y a ese a lo mejor puedo llegar a reconocerlo”, indicó.

Luego, continuó relatando que ni bien entraron la redujeron apuntándole con un arma de fuego. “Me hicieron caminar para el fondo, uno se fue para el lado donde está la ropa y el otro me seguía. Ese me llevó hasta el vestidor y como no tenía con qué atarme me hizo ir hasta el baño en donde me pegó un rodillazo y me ató las manos con un precinto”, señaló.

“Después me tiró al piso y me ató con una soga al caño de agua de una pileta. Me pusieron cinta de embalaje en la boca y la cabeza para que no gritara”, agregó.

La comerciante aseguró que en ningún momento se opuso a la acción de los delincuentes y más aún al ver que estaban muy nerviosos. Contó que mientras se encontraba reducida y encerrada en el baño ellos le revisaron toda la casa y el comercio, apoderándose de una computadora y de una importante cantidad de mercadería valuada en varios miles de pesos. También se hicieron del dinero que había en la caja registradora, de unas joyas de ella y luego se fueron.

La mujer desde el momento que los asaltantes huyeron estuvo atada y encerrada en el baño de su casa cerca de dos horas hasta que la pareja llegó al lugar, ingresó con su llave y la liberó. El hombre la llamaba al celular y como no la atendía creyó que algo le había pasado.

Contó que mientras los ladrones la tenían reducida y revisaban las distintas dependencias del lugar unos clientes tocaron el timbre y al no ser atendidos se fueron. La preocupación de los malvivientes era que ella no gritara.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -