Misterio tras feroz golpiza a dos jóvenes: uno murió en la tarde de ayer y el otro está internado

La víctima fatal cayó desvanecido en el patio de un tío en el barrio Máximo Abásolo, a donde llegó desnudo y totalmente ensangrentado.

Un muchacho de 17 años, identificado como Alan Nahuelmilla, totalmente desnudo y ensangrentado, apenas alcanzó a llegar al patio de un tío donde cayó desvanecido. Al parecer, había recibido una brutal golpiza que le dejó un severo traumatismo de cráneo y el pulmón perforado, que le provocaron la muerte en las últimas horas de la tarde.
Otro joven de 25 años alcanzó a llegar a la casa de su madre en barrio Stella Maris, con visibles muestras de haber recibido una terrible paliza que le dejaron marcas en todo el cuerpo y decidieron llevarlo de urgencia al nosocomio público. Ambos casos se dieron entre las 23:30 y los primeros minutos del domingo y fueron las progenitoras de las víctimas quienes los trasladaron al Hospital Regional.

Los jóvenes contarían con antecedentes por delitos contra la propiedad y, según se logró averiguar, ambos fueron brutalmente golpeados en un lugar determinado del barrio Máximo Abásolo. Al menos, hasta la tarde de ayer, aún no se podía precisar el o los lugares donde ocurrieron los hechos, y se buscaba a posibles testigos que pudieran brindar un poco de luz ante la incertidumbre que tenían los investigadores policiales.

No se descarta que los ocupantes de una camioneta Toyota Hilux -que en la misma tarde del sábado buscaban por calles de los barrios San Martín y Abásolo a dos ladrones que habrían sustraído dos televisores en sendos domicilios- hubiesen tenido serias intenciones de hacer justicia por mano propia; ni tampoco la participación de un conocido individuo condenado por graves delitos, que dos semanas atrás fuera beneficiado con una salida transitoria sin regresar a su lugar de detención, que tiene captura recomendada y habría acordado encontrarse con la víctima de 17 años que poco después del mediodía de ayer domingo fue sometido a una delicada intervención quirúrgica por el severo traumatismo de cráneo padecido, falleciendo horas después.

Misterio en ambos casos

En ambos casos tomaron conocimiento en la Comisaría Séptima y la Brigada de Investigaciones. Según las fuentes policiales, informaron que -a eso de las 23:30 del sábado- el joven Alan Nahuelmilla de 17 años llegó totalmente desnudo y ensangrentado, al parecer, buscando auxilio en la casa de un tío, sobre calle Los Plátanos al 4300 del barrio Máximo Abásolo. Ni bien traspasó los límites del patio, cayó desvanecido y su tío llamó urgente a la madre de la víctima y lo trasladaron al Hospital Regional donde ingresó con gravísimas lesiones, entre las que se destacaban el traumatismo severo de cráneo y una perforación pulmonar a quien sería la víctima número 4 de homicidios en 2.018 en esta ciudad. Solo después de la una de la mañana se informó del hecho a la policía.

Casi en el mismo horario, ingresaba muy golpeado un individuo de 25 años identificado como Jonathan Ampuero, residente del barrio Stella Maris. También este joven fue llevado al nosocomio público por su madre, que lo vio en muy mal estado por haber recibido una tremenda paliza e incluso con huellas de haber sido arrastrado por sus agresores. En este caso, la víctima fue ingresada a la sala 164 y no estaría tan grave. Justamente, la madre de Jonathan Ampuero habría referido que su hijo llegó después de haber andado por el barrio Máximo Abásolo. También en este caso la policía tomó conocimiento después de la una de la mañana.

Los ocupantes de una Toyota Hilux y un prófugo de la Justicia podrían estar relacionados
Al carecer de información sobre los posibles lugares en donde se produjeron los hechos -a una cuadra de calle Los Plátanos al 4300 encontraron en la vía pública grandes manchas hemáticas que pertenecerían al adolescente Alan Nahuelmilla y carecer de posibles testigos presenciales, los sabuesos policiales trabajaban sobre dos hipótesis: que varios ocupantes de una camioneta Toyota Hilux que fueron vistos en un rutinario control policial, en las últimas horas de la tarde del sábado, buscaban a un par de ladrones que habrían ingresado y robado dos televisores de dos domicilios; y la versión que dio la madre de Alan Nahuelmilla de que su hijo tenía previsto encontrarse con J.G., un individuo condenado por la justicia penal que cumplía prisión y hace 15 días atrás fue beneficiado con una salida transitoria y no regresó, generándose un pedido de captura, y no se descartan -en las próximas horas- procedimientos policiales para dar con su paradero y la posible conexión con los dos jóvenes que ingresaron golpeados al Hospital Regional, falleciendo luego uno de ellos.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -