Balearon a un hombre dentro del baño de un bar con un arma robada; el agresor está preso

Trelew (Agencia). A un hombre le balearon una pierna ayer en una pelea dentro de un bar del barrio Oeste de esta ciudad y la policía ni bien llegó al lugar detuvo al agresor, secuestrándole la pistola 9 milímetros con la que le había disparado a la víctima. Después constataron que el arma era la que le habían robado del auto a un empresario de Bahía Blanca, en un hecho que ocurrió en 2014 en el centro de Trelew. El violento episodio ocurrió momentos antes de las diez y media de la mañana en un bar llamado “Colón” que está ubicado en la zona norte de la ciudad, en la intersección de A. P. Bell y Costa Rica, que después de lo sucedido terminó siendo clausurado por los inspectores de la Municipalidad local.

Allí había varias personas y en un momento dado dos de ellas comenzaron a discutir, se trasladaron hasta el baño en donde siguieron peleándose y en ese lugar uno de los hombres le disparó al otro un tiro que le dio en la pierna izquierda. Por suerte la herida fue con orificio de entrada y de salida y la bala no tocó ninguna arteria importante.
Es más, la víctima al principio no quería ir al hospital así que debieron convencerla para que lo hiciera y entonces accedió a recibir asistencia médica. Se encontraba muy alcoholizado el hombre, que posteriormente la policía identificó como Lorenzo Rosales, de 42 años.

A su agresor se lo llevaron enseguida detenido luego de palparlo de armas y encontrarle le pistola 9 milímetros Bersa con la que lo había herido. Se trata de un sujeto llamado Víctor Mendoza, de 40 años, que recién mañana lunes será sometido a una audiencia de control de detención en los tribunales locales, en la que la fiscalía pedirá al juez competente la apertura de una investigación penal en su contra por el cargo de tenencia ilegal de un arma robada.

Te puede interesar
Con la 1º Expo Geo, comenzaron las VI jornadas de Ciencias de la Tierra en la Universidad

“El autor del hecho no supo justificar la procedencia del arma y posteriormente pudimos establecer que la misma había sido sustraída en el año 2014 en la calle Roca, a un empresario de la ciudad de Bahía Blanca”, explicitó el comisario César Bartels, jefe de la Comisaría interviniente, al hacer declaraciones periodísticas por lo acontecido en el bar.
Se le consultó al jefe policial si ellos tenían conocimiento sobre cómo se había iniciado la pelea entre los parroquianos que terminó con uno de ellos baleado. “Con los testimonios recabados en el lugar solo se pudo establecer que la agresión fue en el baño”, respondió Bartels y seguidamente destacó la premura con la que llegaron al local y detuvieron al autor.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -