Sarmiento se lo dio vuelta a la C.A.I.

Partido con mucha tela para cortar. Juego muy raro en su desarrollo y en el resultado final. Con polémico arbitraje de Guillermo Díaz, producto de que su decisión más firme y determinante en el resultado, fue a los 24 minutos del primer tiempo, cuando expulsó en la misma acción a Federico y Sebastián Leguiza. Triple “castigo” para el local que ganaba uno a cero.

Expulsión de un defensor de CAI por agredir a un rival, cuando Sarmiento se aprestaba a tomar un tiro libre. El árbitro corrió hacia el lugar donde mostró tarjeta roja para el agresor y acrílico rojo también para el que reaccionó con exceso verbal hacia su persona. Para la gente dueña de casa, aceptaban la expulsión y el penal, no así la segunda roja por un reclamo con vehemencia. Vino el penal anotado para el Deportivo Sarmiento por parte de Franco Erro, en un juego que cambió radicalmente en su desarrollo.

El local se había puesto en ventaja a los 16 minutos por intermedio de Matías Vargas, quien fue asistido desde el otro andarivel por Luis Oyarzo.

A partir de las dos expulsiones, el blanco de las reprimendas cayó en forma permanente para el árbitro. De afuera y de adentro. De un equipo y del otro. Lo tuvo para ponerse arriba Orozco cuando recostado por izquierda pudo puntear una pelota que se fue por nada del palo derecho de Loncopán.

El local dejaba solamente a Vargas arriba- rodeado siempre por tres o cuatro defensores- y buscaba en la zona de mediocampo alguna genialidad de Luis Oyarzo o de Braian Orosco.

Sarmiento, sabedor de sus dos jugadores más en cancha, sabía que defendiendo bien, tenía que marcar alguna diferencia en su favor. A Nahuelanca por derecha le quedó una, que tiró por arriba. Vino en la acción siguiente una pelota larga hacia la izquierda, pareció pelota de Jonathan Cortez, el defensor “azurro” dudó, se le fue hacia un costado y ahí estuvo la experiencia de Gustavo Cabezas para llevársela primero y definir luego, con un remate que dejó sin chance al arquero Walter Cruz.

En el segundo tiempo el ingreso del “Colo” Martínez por Cortez, era para buscar proyección y disponer de más gente en el medio, que pudiera poner alguna pelota para Vargas y más tarde ante la lesión de este, la presencia de Juan Carlos Cárdenas.

C.A.I. cumplía con las exigencias de su técnico. Salida clara, tenencia de la misma, aprovechando, a que disponía de jugadores de buen pie y que pueden desnivelar con la precisión y la velocidad. Buena labor de Matías Delgado, junto a Orosco. Cuidar la pelota era la consigna. Sarmiento con gente experimentada fue cubriendo los espacios y tuvo también puntos altos. Gustavo Cabezas, Franco Erro y el interminable Sebastián Aybar.

C.A.I. no tuvo situaciones claras para llegar al empate. Apenas un par de remates a distancia de Oyarzo y Orosco. Sarmiento tuvo en un remate de Juan Taffarel, la posibilidad del tercero. La bola pegó en el palo, cuando las posibilidades de Cruz no eran las mejores y muy cerca del final, una asistencia de Sebastián Aybar que Nahuelanca no impactó por muy poco.

Partido donde hubo 2 expulsados y sólo dos tarjetas amarillas. Cuando estuvieron once contra once, el local apareció más sólido y dinámico. Con dos menos, el libreto fue muy distinto, si bien cumplió en gran forma de cuidar la pelota y buscar el pase salvador a un solo hombre de ataque.

Sarmiento, ni “lerdo ni perezoso”, aprovechó las urgencias y los errores del rival. Si tomamos por falencia de equipo, aquello de que, en una misma jugada y sin que la pelota esté en juego, tenga dos expulsiones. Lo vio el árbitro. Sancionó la agresión, y posteriormente lo que el mismo juez consideró un insulto.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -