Quieren juzgar por narcotráfico a Los Monos

Los líderes de Los Monos están en la mira de la Justicia federal. La Fiscalía pidió que se eleve a juicio oral a Ariel Máximo “Guille” Cantero y Jorge Emanuel Chamorro, cerebros de la banda, y otros 32 integrantes de la organización criminal por narcotráfico.
La solicitud fue realizada por la Fiscalía 3 de Rosario, a cargo de Adriana Saccone, y el fiscal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.

Los fiscales solicitaron que Ariel Máximo Cantero, Jorge Emanuel Chamorro, Vanesa Jaqueline Barrios y Jesica Lloan respondan en el debate oral y público como organizadores de una estructura criminal destinada al tráfico de estupefacientes, en la modalidades de transporte, fabricación y comercialización, en la que tuvieron intervención más de tres personas de forma organizada.

Las acusaciones sobre otros miembros de la organización son:

Horacio Castagno y Daniel Monserrat: tráfico de estupefacientes en la modalidad de fabricación y comercialización, agravado por la intervención organizada de más de tres personas.

Luis Cesar Peñalba y Luis Pedro Peñalba: partícipes necesarios del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de transporte agravado por la intervención de tres o más personas.

Elías Javier Sánchez, Elizabeth Soledad Cocimi y Andrés Pablo Lasalle: coautores del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de transporte agravado por la intervención de más de tres personas.

Cristian Oscar Torancio: autor del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de almacenamiento agravado por la intervención de tres o más personas.

De acuerdo a la investigación llevada a a cabo por la Fiscalía, ambos imputados continuaron digitando el funcionamiento de la empresa criminal incluso después de haberse producido su detención y alojamiento en la cárcel de Piñero, donde se encontraban a disposición de la justicia provincial.

Según se detalla en el sitio Fiscales, tanto Ariel Máximo Cantero como Chamorro impartían directivas que eran ejecutadas por sus respectivas parejas, Vanesa Barrios y Jesica Lloan, quienes de este modo se ubicaban en las líneas superiores de la organización criminal.
La investigación comenzó el 19 de noviembre de 2014 a partir de una comunicación efectuada a la Fiscalía Federal 3 de Rosario por parte de la Superintendencia de Drogas de Peligrosas –sección Rosario- donde se puso en conocimiento que el día previo personal de esa dependencia había observado la posible comercialización de estupefacientes en la intersección de las calles Chávez y Laprida, en la zona sur de la ciudad.

Desde entonces, la labor de la Fiscalía apuntó a desentrañar a los responsables de los distintos roles y jerarquías, desde los “soldaditos” encargados de custodiar los puntos de comercialización hasta los encargados de proveer el material estupefaciente, incluyendo a quienes facilitaban el almacenamiento y la logística a la organización.

La investigación incluyó una gran cantidad de pruebas, entre ellas numerosas escuchas telefónicas, donde quedaron demostrados no sólo el vínculo entre los distintos imputados sino del rol y la jerarquía desempeñada por cada uno de ellos, llegando así a quienes estuvieron directamente relacionados con la toma de decisiones.

Además se logró establecer que la organización criminal funcionó al menos entre noviembre de 2014 y noviembre de 2015 en Rosario y que sus miembros actuaron de forma permanente y coordinada. Por otra parte, se estableció que cada una tenía una tarea específica, desde los encargados de comercializar la droga en los distintos puntos de venta o acondicionar el material estupefaciente para su posterior distribución hasta aquellos que gestionaban la provisión y el control de las ganancias.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -