A un año del temporal, damnificados viven en módulos

Diez familias continúan residiendo en los módulos habitacionales que se ubican en barrio Laprida a la espera de que finalmente construyan sus nuevas viviendas luego de que las propias fueran arrasadas por el temporal. Entre tristeza, melancolía y recuerdos devastadores intentan no perder la esperanza.

En el mes de mayo de 2017 se entregaron los primeros módulos habitacionales para los damnificados por el temporal de barrio Laprida y alrededores y, al transcurrir un año desde que el temporal afectó a la ciudad, las familias continúan residiendo en los mismos, lidiando con las particularidades de la convivencia.

Se trata de cerca de diez familias que luego de perderlo todo fueron evacuadas y alojadas en las escuelas de barrio Laprida y posteriormente en hoteles y residencias en Km. 3 y en barrio Valle C, mientras que ante la llegada de los módulos éstos se convirtieron en su hogar transitorio hasta la construcción definitiva de viviendas.

Vanesa González, una de las vecinas que reside en uno de estos espacios junto a su hijo, recordó junto a este medio el temporal: “la segunda lluvia fue la que nos afectó porque entró demasiada agua a la vivienda y como había cortocircuito tuvimos que salir y evacuarnos. A los pocos días fui a limpiar mi casa y ver lo que podía recuperar pero no había nada. Lo perdí todo y luego me prendieron fuego la casa y se declaró inhabitable”, relató y añadió “creímos que no iba a ser tan fuerte la lluvia, cuando salí de mi trabajo y llegué a mi casa era todo un solo río en las calles de los alrededores y no quedó otra que salir. En 2009 nos inundamos pero no fue tanto y se construyó un muro de contención pero igual entró el agua por todos lados”

Paciencia

Al pasar varios meses, Vanesa comentó que cada vez se torna más complicada la espera de sus viviendas, siendo que en su caso se edificará en el mismo terreno, “nos dicen que tengamos paciencia pero uno se cansa y queremos ver los avances. Ahora vamos a pasar otro invierno acá con frío porque el calefactor no da abasto. Es muy difícil estar acá porque es chiquito y todos compartimos el baño, la ducha. La gente piensa que estamos cómodos porque no pagamos impuestos y nos llevan viandas pero esto no es vida” lamentó.

Te puede interesar
“Esa noche no dormimos, teníamos miedo, creímos que podíamos morir”

Además, expuso que todos quieren ir a sus casas y tener sus comodidades “la gente de afuera nos tiene mal vistos pero no saben lo que es estar acá, no es fácil”.

Por su parte, Marina Guerrero, otra de las vecinas, explicó que en su caso son doce personas las que integran su familia y que cuando ocurrió el temporal tuvieron que ser rescatados “yo no quería abandonar mi casa” señaló entre lágrimas y mencionó “lo poco que teníamos y lo que con tanto esfuerzo hicimos lo perdimos”.

Solos y sin respuestas

Marina manifestó también que siguen en la dulce espera y que los únicos que se acuerdan de ellos son los funcionarios de Nación como el secretario Fernando Álvarez de Celis, “ellos nos visitan y nos dijeron que va a empezar la construcción de nuestras viviendas pero no tenemos apoyo ni del municipio ni de la vecinal. Estamos solos” remarcó mientras indicó: “hay que seguir esperando, no queda otra, la esperanza nunca se pierde”.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -