Diario Crónica / Video
x
Viernes 23/02/2018
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 62.77
Oro
USD 1330.60
Cobre
USD 3.24
Dolar
$ 19.95
Euro
$ 24.54
Comodoro
Miércoles 3 Enero 08:35
"Quise largar, pero me voy a dar una oportunidad más"
A los 33 años, Héctor David Saldivia, "El Tigre", estuvo a punto de dejar la actividad profesional del boxeo. Ya había tomado una decisión hace un tiempo atrás, regresó y en las últimas semanas del año pasado, analizó seriamente la posibilidad de no continuar. "Si me preguntabas hace dos semanas, te decía que largaba, pero me voy a dar una oportunidad más este año", dijo el púgil comodorense.

Califique este artículo

En familia, con su pequeña hija de cuatro años, esposa Alejandra -también boxeadora- y rodeado de seres queridos. Así recibió el 2018, Héctor David Saldivia. Cuando elevó la copa de los deseos, hasta tal vez pidió por esa oportunidad que él mismo decidió darse en este año.

Las contrariedades por la falta de actividad, de encontrar rivales que se transformen en auténticos opositores al deseo de progresar en el ámbito internacional y fundamentalmente la desazón que le causó la polémica derrota frente Ricardo "Bebo" Villalba, en agosto pasado. Polémica por calificarla de algún modo, porque fue un despojo descarado.

_ Eso fue muy fuerte para mí. Porque me había preparado muy bien para esa pelea. La iba ganando claramente en las tarjetas, pero quedó muy evidente que Villalba no debía perder, porque antes ya me habían descontado un punto por un supuesto cabezazo que nunca existió. Repasé el video y te das cuenta que sólo tenía que haber un ganador: Villalba. Me dio una impotencia tremenda, fue una injusticia que te hace pensar que pareciera que no está bien hacer las cosas en forma correcta, que dependés de personas que no tienen moral para hacer lo que hicieron.

_ La descalificación sonó muy rara, nunca tuviste problemas por cometer infracciones en el ring…

_ Jamás. Siempre fui muy correcto en las peleas y menos por cometer infracciones con la cabeza. Antes, me habían dado una cuenta de protección totalmente injustificada. Era pelear contra el rival, los médicos, los jueces, todos. Pero bueno, es lo que pasa en este boxeo mediocre y más cuando salís de visitante.

_ También se presenta el tema de conseguir combates de jerarquía…

_ Eso es otro tema que te hace pensar en seguir o no en todo esto. Tener el título de campeón argentino es un certificado de hambre porque cada bolsa no tiene un valor justificable. Y para conseguir peleas internacionales cuesta mucho. Hay que pertenecer a un círculo muy selecto. Veremos que sale este año. Noto también que no hay un respaldo a lo que uno hace, eso también tira para abajo toda intención de hacer algo a nivel internacional.

_ ¿Es la última chance?.

_ Y.. sí, imaginate, por edad, por varios motivos más tiene que ser la última chance. Yo me entreno día a día, esto es un hábito del que no puedo despegarme, me hace sentir bien y lo hago como una manera de estar bien no sólo en lo físico, sino en lo mental. Siempre estoy preparado para subir al ring, después, se intensifica cuando se acerca un compromiso.

_ Y si dejabas, Héctor, ¿cómo te ibas a relacionar con el boxeo?.

_ Todo un tema. Me siento capaz de transmitir mis experiencias a través de charlas que relacionen al deporte y al boxeo en especial, como un modo de mejorar a nuestra niñez y adolescencia. Acá no se trata de practicar boxeo y molerte a piñas con otro pibe. Es una conducta, es lo que aprendí con más de 17 años en la Escuela Municipal que conduce Robinson Zamora. Yo salí de una familia bien humilde con valores que aún conservo y los reforcé haciendo boxeo. En la Escuela de Boxeo, por ejemplo pasaron cientos de alumnos y alumnas que practicaron este deporte pero jamás subieron al ring. En cambio, si les sirvió para combatir las adversidades que te presenta la vida.

_ Te vez en esa faceta, la de educar a través del boxeo…

_ Sí, es lo que sé hacer y lo que me forjó a mí como persona. Yo disfruto del boxeo, amo este deporte por todo lo que me entregó. Una familia, mi hija Mía, mi señora Alejandra, ¿cómo no estar agradecido del boxeo?. Por supuesto que a uno le hubiera gustado dar el salto más alto, pero nunca pude concretarlo. Siempre hubo algo que me impidió concretar todo eso, pero bueno, no me resigno. Aún creo que estoy a tiempo.

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.