Diario Crónica / Video
x
Jueves 14/12/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 56.60
Oro
USD 1245.40
Cobre
USD 3.03
Dolar
$ 17.28
Euro
$ 20.45
Comodoro
Lunes 4 Diciembre 07:40
Retoma la historia de las cautivas del siglo XIX adaptada a la actualidad
"Al Desierto": secuestro y supervivencia en la meseta patagónica
El director Ulises Rosell y la actriz Valentina Bassi presenciaron el estreno de la película en el Cine Coliseo y luego conversaron con el público que asistió a las funciones.

Califique este artículo

Comodoro Rivadavia es escenario de la última película del director Ulises Rosell, “Al desierto”, que el fin de semana se estrenó en el Cine Coliseo con la presencia del director y la actriz Valentina Bassi, quienes se encuentran casados hace quince años y es la primera vez que trabajan juntos en un proyecto cinematográfico. 

Antes del estreno en la ciudad, el director mantuvo una entrevista con Crónica donde conversó acerca de la particular historia de un secuestro que recuerda a las cautivas del siglo XIX, cuando pueblos indígenas secuestraban mujeres, las llevaban campo adentro y luego las dejaban andar libres, dado que no podrían escapar hacia ninguna parte. Esta paradoja es la que muestra Al desierto: la posibilidad de estar secuestrado en un escenario abierto.

Cautivas en el desierto 

“Quería hacer una película de cautivas, era algo que empecé a investigar y en algún momento lo descarté porque hacer una película de época en Argentina implica probablemente tener un proyecto guardado eternamente o hasta que puedas conseguir la financiación” explica Rosell. 

En algún momento, el director leyó sobre un caso de secuestro ocurrido en la ciudad y comenta que “el caso no tiene mucho que ver con la película, sí tiene que ver el tema de atravesar la meseta caminando, eso me pareció muy inspirador” comentó, y a partir de conocer los alrededores de Comodoro vio la posibilidad de realizar su proyecto adaptándolo a la época actual: “acá podés caminar cientos de kilómetros sin cruzarte a nadie en cualquier dirección, que era lo que pasaba en el siglo XIX, eso me pareció loco y dije: acá se puede reactualizar esa idea que tenía yo, pero incluso mejor”.

Al respecto de la acción de sus personajes de vagar por el desierto, señala que abre distintos interrogantes: “hasta qué punto uno sigue siendo el mismo, empieza a transformarse o descubrir cosas de uno. En teoría uno piensa que en el desierto te morís en tres segundos y sin embargo las cosas no son tan así, el ser humano tiene la capacidad de aferrarse a la vida y tratar de sobrevivir, la película tiene algo de eso”.

“Yo quiero filmar esto”

“Me encontré con una ciudad que me gustó, me pareció interesante y sobre todo diferente al resto de las ciudades argentinas, con esa mezcla industrial y a la vez naturaleza muy salvaje, muy áspera” expresa sobre las impresiones que lo convencieron de filmar en la ciudad, y recuerda: “la primera caminata que hice fue con un viento de 130km/h y no son experiencias que se olviden, y me vino esa certeza de: yo quiero filmar esto”. En la película el viento es un protagonista constante, y junto a la inmensidad y la sensación de vacío que generan los paisajes áridos de la meseta, aportan dramatismo a la historia. “Hay un escenario que es muy exótico para las cosas que se filman en Argentina” sostiene.

Para la realización contaron con profesionales locales en la producción y también como actores secundarios, Rosell cuenta que para generar los contactos pidió referencias a Simón Franco, director de “Boca de pozo” film que también se realizó en la ciudad. La función del viernes fue principalmente para celebrar el estreno con el equipo local que participó del proyecto. 

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.