Diario Crónica / Video
x
Viernes 24/11/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 56.55
Oro
USD 1295.80
Cobre
USD 3.06
Dolar
$ 17.46
Euro
$ 20.59
Región
Martes 14 Noviembre 00:19
Un reconocimiento para el que “nunca es tarde” a pesar de los años y el esfuerzo
Enzo Fuligni recorrió las principales muestras de creatividad e ingeniería del país y del mundo, obteniendo medallas de bronce, plata y oro -reiteradamente- por la calidad de sus creaciones pero y a pesar de ello, no solo no logró vender sus patentes sino que, ante el escaso interés nacional, sus ideas fueron “copiadas” por grandes potencias de la industria y hoy, alguno de sus inventos, se fabrican y se utilizan en vehículos de venta internacional o se utilizan para equipos urbanos, como lo puede ser un ascensor.

Califique este artículo
A “el tano” no deja de escapársele un lagrimón cuando rememora sus andanzas por el mundo, la novedad de sus inventos -que surgieron de un modesto tallercito en barrio Industrial- y los elogios recibidos por reconocidos técnicos e ingenieros reconociendo al “laburante de sueños” como podría llamárselo porque él no tiene títulos, solo -nada más ni nada menos- ideas que aparecen en su mente y logra trabajar inmediatamente o las que a veces, como siempre cuenta, “dan vueltas en mi cabeza por años, hasta que finalmente puedo llevar a la práctica”.
 
Y la mayoría de las veces, esa demora en concretar los inventos que siguen esperando en su cabeza, se debe a la 'falta de tiempo' -señala Enzo- haciendo el tradicional gesto de falta de plata, de interés económico, de financistas “de quien ponga la moneda pero, a mis ochenta años, todavía no pierdo la esperanza” asegura, mientras deja de contar la “historia antigua” y vuelve a mostrar algunos de los nuevos inventos que siguen siendo maquetas a escala, por la “falta de tiempo”.
 
Entre amigos y antiguos colaboradores, la visita de Alfredo Luenzo en su calidad de senador nacional y la del responsable de la agencia Comodoro Conocimiento, Alberto Hroncich, potencia sus intenciones de mostrar, de explicar sin tecnicismos, de llevar a la práctica las bondades de sus nuevas creaciones “que serían de mucho beneficio para la comunidad en general, para las economías del Estado incluso” pero, como ha sucedido década tras década, sus inventos no llegan a salir de su status de maqueta a pesar de ganar premios internacionales.
 
Luenzo le acercó un reconocimiento del Senado de la Nación a su trabajo y trayectoria -con lo que volvió a movilizar la sensibilidad del inventor- pero, la entrega formal esperará unos días más ya que, para otorgarle la importancia que se merece, se hará en un acto formal en el marco de la nueva edición de la Expo Industrial y Comercial mientras que Hroncich, se comprometió a ayudarlo en el patentamiento de sus nuevos logros y, eventualmente, a transformarse en el impulsor de sus ideas hechas inventos lo que, quizás, hasta logre abrir alguna puerta que, más allá de la mención senatorial de la Nación, logre que aparezca la persona o la institución que supla esa “falta de tiempo” que siempre tuvo don Enzo Fuligni.
COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.