Diario Crónica / Video
x
Jueves 23/11/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 56.55
Oro
USD 1295.80
Cobre
USD 3.06
Dolar
$ 17.46
Euro
$ 20.59
País
Miércoles 8 Noviembre 09:38
El BCRA volvió a subir la tasa para que el próximo ajuste de tarifas no acelere la inflación
La elevó del 26,25 al 28,75% anual en apenas 15 días procurando retomar el control de las expectativas; Sturzenegger confía en el apretón monetario que planeó para diciembre

Califique este artículo
Preocupado por el impulso que la nueva ronda de aumentos tarifarios previstos para los próximos meses le daría a la inflación, el Banco Central (BCRA) subió ayer -por segunda vez consecutiva- la tasa de referencia para dejarla al 28,75% anual. Se trata del mayor nivel de los últimos 15 meses e intenta estimular el ahorro y una postergación de consumos que ayude a contener alzas en el resto de los precios de la economía.
 
Este segundo aumento consecutivo (ahora de 100 puntos básicos) tomó por sorpresa al mercado porque llega tras el alza de 150 puntos dispuesta por el Central en la anterior reunión quincenal del comité de política monetaria, cuando se declaró sorprendido por la magnitud de la suba en los combustibles tras las elecciones.
 
Así, la tasa guía de la economía pasó del 26,25 al 28,75% anual en 15 días, pese a que el Gobierno buscó días atrás morigerar el impacto del "naftazo", recortando 10% el ajuste inicial.
 
Los analistas discuten si la señal del ente monetario, que valoran como un nuevo esfuerzo por encaminar la economía hacia un proceso desinflacionario -aun cuando sea más lento de lo previsto-, alcanzará, tomando en cuenta el empuje que el nivel de actividad encontró en los últimos meses en el sólido despegue del crédito.
 
Por lo pronto, el BCRA intenta una jugada defensiva. Lo hizo saber al dejar notar que si bien "los indicadores de alta frecuencia" que monitorea "muestran desde octubre una menor inflación y sugieren que la inflación núcleo [la que excluye precios regulados] retomó su dinámica descendente" su redoblada apuesta por una política monetaria más contractiva procurará "acentuar esa baja inflacionaria y minimizar el impacto de los próximos aumentos de precios regulados".
 
Pero las dudas sobre la efectividad de la apuesta crecen. "El déficit fiscal, tal como se financia, obliga a emitir. ¿Qué sentido tiene poner la heladera al máximo si no le cerrás la puerta?", reflexionó vía Twitter el economista Ramiro Castiñeira (Econométrica).
 
"La impresión es que con la tasa están queriendo frenar un tren que viene a toda máquina. Pero como el crédito vuela cada vez más... En definitiva, esto muestra que la política monetaria sola no alcanza para frenar la inflación", juzgó Hernán Hirsch, de la consultora FyE.
 
"Supongo que buscan asegurar la dosis de medicina: la suba de hace 15 días había sido para dejar la tasa de política monetaria más en línea con el rendimiento de la Lebac corta. Tal vez lo que se intenta es hacer más atractivos los pases de cara a un diciembre en el que los bancos tendrán que hacer un manejo fino de su liquidez por el cambio en el cómputo de encajes", interpretó por su parte Eric Ritondale, de EconViews.
 
"Lo que intenta el BCRA es recuperar cierto control de las expectativas, ya que es el único canal de transmisión de la política monetaria que opera sin restricciones. Por eso llevó la tasa real a un nivel inédito de casi 12 puntos, aunque no creo que impacte en el nivel de actividad", opinó por su parte el economista Federico Muñoz.
 
La entidad precisamente mencionó la ampliación de la brecha existente entre sus metas (de una inflación en el 10% +/-2% en 2018) y las expectativas del mercado (la espera en 16%) como uno de los disparadores de su decisión de ayer.
 
Desde Nueva York, adonde acompañó al presidente Macri, el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, había adelantado por la mañana que mantendrá durante el verano la política "contractiva para asegurar que la baja inflacionaria continúe". Fue en una entrevista que le realizó Larry Fink, administrador del mayor fondo de inversión del mundo (BlackRock), en la que se animó a vaticinar incluso para fin de año "una baja muy dramática de la inflación".
 
El ente no sólo alienta una suba en el costo del dinero, sino que intensificó sus operaciones para retirar pesos del mercado y hasta anunció una modificación del cálculo de encajes desde diciembre, que implica poner en marcha un mayor apretón monetario sólo comparable al ejecutado en el inicio del Gobierno, cuando se temía por el final del cepo cambiario.
 
Entre los motivos que lo llevaron a endurecer preventivamente aún más la política están los aumentos del 38 al 65% que el Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) propuso aplicar desde diciembre para los consumos de electricidad de clientes de Edesur y Edenor, algo que se debatirá en una audiencia en 10 días. Son porcentajes que superan las estimaciones previas y que parecen haber convencido al BCRA de redoblar esfuerzos para acotar la "segunda ronda de aumentos".
 
Sturzenegger y los cambios irreversibles

En su paso por Nueva York Federico Sturzenegger intentó convencer a los inversores de que los cambios que están en marcha en la Argentina apuntan a ser irreversibles, tal vez para terminar de disipar las dudas que persistían hasta hace unos meses. Lo hizo al vaticinar que el legado de Macri "será más político que económico", una teoría que justificó por la permeabilidad que las reformas tendrán en distintas capas como "la política, la fiscal y la cultural". Sostuvo que la Argentina va hacia un "sistema político más balanceado", que en lo fiscal hay un "compromiso de austeridad y de proveer servicios públicos a menor costo y de forma eficiente" y dijo que la intención oficial es "reinstalar valores tradicionales que vienen de los abuelos, como la honestidad y la confianza".
COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.