Diario Crónica / Video
x
Viernes 28/07/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 49.04
Oro
USD 1259.60
Cobre
USD 2.87
Dolar
$ 17.80
Euro
$ 20.93
Trelew
Domingo 16 Julio 09:32
Un auto se metió debajo de acoplado de camión y su conductor está grave
Un hombre está en grave estado en el hospital público de Trelew, por las heridas que sufrió anteanoche en un impresionante accidente que protagonizó en la doble trocha a Puerto Madryn, a unos 8 kilómetros al norte de esta ciudad, cuando en una subida incrustó el auto en el acoplado de un camión que circulaba delante de él.

Califique este artículo

El choque sucedió alrededor de las once de la noche y a raíz del fuerte impacto el coche comenzó a incendiarse. Por suerte el camionero con un extinguidor logró apagar el fuego y de esa manera salvó al conductor de morir carbonizado, dado que se encontraba atrapado en la cabina del rodado. 

Más tarde, los bomberos debieron sacarle el techo, tres puertas y las butacas al auto, para liberarlo y de esa manera poder ser trasladado al hospital. 

El conmocionante suceso ocurrió en la ruta nacional 3 y la víctima, de unos 39 años, fue identificada por la policía como Eduardo Aníbal Aguirre, quien al momento de chocar iba en dirección a Puerto Madryn en la Renault Sandero con la que se metió debajo de la parte trasera de un Scania, cargado con 24.000 kilos de tela, perteneciente a la empresa “Transporte San Martín”.

Ariel López, el chofer del camión habló en el lugar del siniestro con este diario y contó que escuchó una explosión por lo que creyó que había reventado un neumático de las duales traseras. “Pensé que era una goma y era un coche que estaba metido debajo prendiéndose fuego. Me bajé con el matafuego y apagué (el incendio) porque si no el hombre se quemaba”, dijo el camionero refiriéndose al automovilista. 

—¿Pudo hablar con él? Se le consultó. “No, porque justo que estaba apagando el fuego paró otro coche en el que venía un médico que lo atendió y habló con él (con el conductor). Pero ni idea de por qué se metió debajo (del acoplado); no sé qué pudo haberle pasado, si se durmió o venía borracho”. 

El chofer del Scania contó que hacía el trayecto entre Río Grande, Buenos Aires y La Rioja y aseguró que era el primer accidente en su vida y en los diez años que es camionero.

Al consultársele a qué velocidad circulaba al momento de ser embestido por el Sandero especificó: “A 40 (kilómetros por hora), vengo con 24 mil kilos y entonces esta subida me cuesta (recorrerla)”, confió y comentó más adelante que su primer destino era Buenos Aires, que ahí tenía pensado descargar la tela –que era para una empresa textil- y posteriormente continuar para La Rioja. 

—¿Usted solo escuchó la explosión? ¿El camión no fue movido por el choque del auto? Se le preguntó. “No, solo fue la explosión y salió fuego por la trompa. Imagínese la velocidad que traía el vehículo”, manifestó sorprendido el camionero.  “Me bajé como para mirar una goma pensando que se había reventado y veo el coche prendiéndose fuego detrás del camión”, insistió. 

Mientras realizaba pericias la policía, el tránsito vehicular por ese sector de la ruta 3 estuvo cortado. Enseguida se formó una verdadera “fila india” en la que preponderó la presencia de camiones y micros. Fue al momento en que caía un poco de agua nieve mojando y poniendo resbalosa la doble trocha. 

“Tuvimos que trabajar un buen rato a raíz de lo fuerte que fue la colisión y que casi el 70 por ciento del vehículo quedó debajo del acoplado del camión”, especificó el comisario Cristian Otero, jefe de Bomberos de Trelew. “Hubo que hacer una maniobra de estricación bastante importante para poder retirar al conductor, tratando de que fuera rescatado con la menor cantidad de lesiones posibles, además de las que le habían hecho el propio accidente”, acotó. 

—¿Cómo lo vieron al automovilista? ¿Estaba muy lastimado? Se le preguntó. “En el rostro presentaba lesiones bastante importantes, a raíz de que puede ser que haya golpeado la cara contra la parte trasera del acoplado y después presentaba traumatismos en el resto del cuerpo”, puntualizó Otero. 

Se quejaba mucho cuando lo sacaron del coche. Se le apuntó. “Sí, estaba muy combativo, fue prácticamente imposible inmovilizarlo, creo que a raíz del golpe que había sufrido en la cabeza”, indicó, al confirmar que en todo momento el conductor estuvo consciente. 

Hasta anoche, las autoridades no informaban cambios en el estado de salud de la víctima, afirmaban que era el mismo con el que había llegado al hospital la noche del viernes. Decían que su pronóstico era reservado y que se encontraba internado en la terapia intensiva del nosocomio público de Trelew. 

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.